Milpa Alta

Milpa Alta es una de las 16 delegaciones del Distrito Federal de México. Está situada en el centro del país y al sur del Distrito Federal. Limita al norte con las delegaciones Tláhuac y Xochimilco; al oeste, con Tlalpan; al oriente con los municipios mexiquenses de Chalco, Tenango del Aire y Juchitepec; y al sur con Tlalnepantla y Tepoztlán, municipios del estado de Morelos. Es la segunda delegación con mayor superficie en el Distrito Federal. Su cabecera es Villa Milpa Alta, única población urbana de la demarcación. Sus habitantes son llamados milpanecos, aunque cada vez es más frecuente el uso del gentilicio milpaltense. Se concentran en las laderas del valle de Milpa Alta, una pequeña meseta entre el volcán Teuhtli y la sierra de Ajusco-Chichinauhtzin.

A diferencia de otras delegaciones capitalinas, en Milpa Alta la agricultura sigue teniendo un importante peso en la economía regional. Produce cerca del ochenta por ciento del nopal que se consume en México, y ha desarrollado toda una industria alrededor de esta cactácea.[1] Milpa Alta también es famosa en México por ser sede de la Feria Nacional del Mole, un festival gastronómico que se celebra en San Pedro Atocpan.

Toponimia

Milpa Alta toma su nombre de la Villa de Nuestra Señora de la Asunción de Milpa Alta, una comunidad fundada por frailes franciscanos en el siglo XVI. Milpa es una palabra del español mexicano que designa los campos donde se cultiva el maíz en asociación con otros vegetales. Proviene del náhuatl milpan, término con el que se designa cualquier campo cultivado. Cuando los españoles fundaron la villa de Milpa Alta, lo hicieron sobre un asentamiento indígena cuyo nombre era Malacachtépec-Momoxco, que en náhuatl significa Lugar rodeado de cerros donde hay túmulos funerarios.

Geografía

Principales elevaciones de Milpa Alta
Nombre msnm
Volcán Tláloc 3.690
Volcán Cuauhtzin 3.510
Volcán Chichinauhtzin 3.490
Volcán Acopiaxco 3.320
Volcán Tetzcacóatl 3.310
Volcán Ocusacayo 3.220
Volcán San Bartolo 3.200
Volcán Teuhtli 2.710

La superficie de Milpa Alta es de algo más de 228 kilómetros cuadrados. Presenta un relieve sumamente montañoso. Su punto más bajo, en San Antonio Tecómitl, tiene una altitud de 2250 metros sobre el nivel del mar, diez metros por encima del nivel medio de la ciudad de México. Rodeando el volcán Teuhtli hay una franja de tierra con una pendiente poco pronunciada que poco a poco se va elevando a medida que se avanza rumbo al poniente. Esta región es conocida con el nombre de valle de Milpa Alta, y en él habita la mayor parte de los habitantes de la delegación. El valle de Milpa Alta se eleva hasta los 2700 metros sobre el nivel del mar, y su clima es más frío que en el resto de la cuenca de México. Este pequeño valle separa el volcán Teuhtli de la serranía del Ajusco-Chichinautzin, que toma su nombre de dos de sus picos más altos.

La sierra del Ajusco-Chichinauhtzin constituye la zona más alta del Distrito Federal, con cumbres que rebasan los 3,500 mil metros sobre el nivel del mar. También es la zona más alta de Milpa Alta, el más alto de ellos es el volcán Tláloc, con 3690 msnm. Forman parte de esta cadena los volcanes Cuauhtzin, Chichinauhtzin, Tetzcacóatl, Acopiaxco, San Bartolo y Ocusacayo, todos ellos por encima de los 3100 msnm

El Ajusco-Chichinauhtzin emergió luego de una violenta actividad volcánica durante el período cuaternario; en otras palabras, esto significa que la superficie de Milpa Alta es bastante joven en términos del tiempo geológico. Antes de la emergencia de este muro de montañas, la cuenca del valle de México tenía un desagüe natural hacia el río Balsas. Pero la aparición de la serranía del Ajusco ocasionó que se volviera una cuenca endorréica, lo que propició la formación del sistema lacustre de Texcoco, y contribuyó sin duda a la modificación de los ecosistemas del sur del Distrito Federal.

La totalidad del territorio de Milpa Alta forma parte de la subprovincia geológica Lagos y Volcanes del Anáhuac, que a su vez corresponde a la provincia del Eje Neovolcánico. Las topoformas propias de la delegación son la sierra volcánica con estrartovolcanes –que abarca más del 95% de la superficie—y la meseta basáltica. Esta última sólo está presente en pequeñas porciones del oriente de la delegación y en una franja localizada entre los volcanes Cuauhtzin y Teuhtli.

Más del 96% de la superficie de Milpa Alta es producto de la actividad geológica del cuaternario, como ya se ha señalado. Por ello, una gran parte de los casi 230 kilómetros cuadrados de su territorio están cubiertos por alguna clase de roca volcánica, especialmente basalto (35% de la superficie) y toba. Menos de dos kilómetros cuadrados del territorio están cubiertos por suelo de carácter aluvial. La zona geológica de esta caraterística se localiza al oriente de Villa Milpa Alta, y forma parte del valle del mismo nombre. Al norte del valle se levanta el volcán Teuhtli. Ésta es la fracción de superficie más antigua de Milpa Alta, pues emergió en el período terciario. Se trata de un peculiar volcán (inactivo) escudo con cono de ceniza, formado de andesita.

La mayor parte del territorio milpaltense se localiza en la cuenca del río Moctezuma de la región hidrológica del río Pánuco. El 60% de la delegación pertenece a esta región, en tanto que el resto pertenece a la cuenca del río Grande de Amacuzac, de la región hidrológica del Balsas. Sin embargo, no posee ninguna corriente permanente de agua por la característica porosa de sus suelos. En temporada de lluvias, de las laderas de sus cerros escurren pequeños arroyos, de los cuales, los más grandes son el Cuauhtzin, que escurre del cerro de ese mismo nombre, y el Tlatixhuatanca, que escurre por la ladera norte del volcán Tláloc.

A medida que asciende la altitud, el clima de Milpa Alta se torna más frío y húmedo. La mayor parte de su territorio, es decir, en las laderas de la sierra, el clima es semifrío subhúmedo, con abundantes lluvias en verano (INEGI, 2002). Esta zona está prácticamente despoblada y cubierta por bosques de pinos y oyameles. Otra fracción de casi 30% del total del territorio presenta un clima templado, con lluvias en verano. Corresponde al valle de Milpa Alta y las laderas bajas de la serranía. Es la zona donde se asienta la mayor parte de la población milpaneca y donde se practica la más importante actividad económica de la delegación: la agricultura del nopal. En esta región, el INEGI distingue dos secciones por la cantidad de lluvia que reciben. El valle de Milpa Alta es ligeramente más seco que las laderas serranas, pero de cualquier manera es de las más húmedas del valle de México. La región más húmeda y fría de Milpa Alta es la cumbre del volcán Chichinauhtzin y el volcán Tláloc. Las lluvias son muy abundantes y la temperatura promedio es de 8 °C, en tanto que para Villa Milpa Alta es de 14 °C.

San Salvador Cuauhtenco. es una población perteneciente a la delegación Milpa Alta el cual esta ubicado al sureste de esta delegación, esta población ocupa una extención de 60.77 hectareas, el terreno en donde esta ubicado es topograficamente accidentado y debido a que se encuentra entre 2700y 2800 metros de altura sobre el nivel del mar, el clima de esta zona es frio semihumedo con alta precipitación pluvial, lo que favorece un terreno propicio para el cultivo ( maiz,alfalfa,pera,durazno,capulin,nopal,ciruela,chile,granada) así como una gran variedad de flora.

Mapas geográficos de Milpa Alta
Milpa Alta relieve e hidro.png Milpa Alta clima.png
Relieve e hidrología Climas

Historia

El documento escrito más antiguo en que se hace referencia a la región que actualmente se conoce como Milpa Alta data del siglo XVII. Fue escrito por el escribano Juan Sánchez. En él se señala que los más antiguos pobladores debieron ser toltecas, aunque es probable que fuera ocupado antes, debido a la cercanía del lago de Xochimilco. Los toltecas o sus grupos afines fueron luego invadidos por familias chichimecas provenientes del oriente del valle de México, y ocuparon el valle de Milpa Alta en el siglo XIII. Más tarde, en el siglo XV, cuando los mexicas estaban ya consolidados como una potencia militar dominante en el Altiplano Central, un grupo de tenochcas se había dirigido hacia el sur del valle de México encabezados por Hueytlahuelanqueh, y dominaron a los pobladores teochichimecas de las faldas de la serranía del Ajusco. El propósito de estas incursiones era controlar el paso entre los valles de México y Cuernavaca. En esos territorios establecieron varios de los barrios que actualmente conforman Villa Milpa Alta y sus pueblos aledaños. Lo antes señalado ha sido repetido desde hace poco más de cincuenta años pero no tiene un sustento documental real, lo mismo se puede señalar de la existencia de Hueytlahuilli y Hueytlahuilanque presuntos señores de Milpa Alta.

Tras la caída de Tenochtitlan a manos de Cortés, Milpa Alta, como señorío dependiente de la capital mexica, también fue capturado por los españoles. En 1529 se firmó un acuerdo de paz entre los europeos y los nativos, por medio del que se reconoció el derecho de éstos a nombrar a sus gobernantes locales, según la estructura de las repúblicas de indios. Por esa misma fecha, los frailes franciscanos comenzaron la construcción del convento de Nuestra Señora de la Asunción en el viejo Malacachtépec-Momoxco, que ellos llamaron Milpa Alta.

Durante el siglo XIX, Milpa Alta formó parte del estado de México. Fue esencialmente un pueblo agrícola vinculado en la red comercial del valle de México. Sus pobladores eran mayoritariamente indígenas nahuas. A finales de ese siglo, durante el Porfiriato, el territorio de Milpa Alta estaba vinculado a las haciendas maiceras del valle de Chalco, a las cuales proveía de mano de obra. Al inicio de la Revolución mexicana, en 1911, el territorio milpaneco fue invadido por las tropas de Emiliano Zapata. El caudillo del Ejército Libertador del Sur se instaló temporalmente en la comunidad de San Pablo Oztotepec, donde aun es posible encontrar el edificio que fue su cuartel. Desde Oztotepec, los zapatistas se dirigieron hacia el norte, reforzados por habitantes de los pueblos de Milpa Alta. Con ese apoyo, ocuparon Xochimilco e Iztapalapa, entre otras poblaciones del oriente del valle de México.

Cuando se instaló el gobierno carrancista en la capital mexicana, Milpa Alta fue nuevamente un bastión importante para los zapatistas. Desde ahí hostilizaron a varios pueblos de Tláhuac y Xochimilco, aliados al Ejército Constitucionalista comandado por Carranza. Finalmente, los zapatistas arrojaron a Carranza y su ejército de la ciudad en 1918, aunque serían derrotados dos años después por el gobierno de Álvaro Obregón.

Uno de los principales problemas que enfrentó la población milpaltense durante el siglo XX fue el reconocimiento de sus derechos sobre las propiedades comunales. Como muchas otras comunidades indígenas de México, la posesión de la tierra por parte de los pueblos indios de Milpa Alta habían sido reconocidos por la Corona española durante la época virreinal. Sin embargo, el liberalismo jacobino de la segunda mitad del siglo XIX puso punto final a la existencia de la comunidad indígena como corporación con personalidad jurídica. Los bienes comunales fueron enajenados, dando lugar a la formación de grandes haciendas.

Al triunfo de la Revolución, los pueblos milpaltenses recibieron el reconocimiento de sus posesiones por parte del gobierno federal, mismo que fue revocado por Álvaro Obregón en la década de los veintes. Las tierras les serían restituidas después, pero ya eran objetivo de la industria papelera y de los talamontes ajenos a las comunidades. No fue sino hasta la década de 1980 cuando el territorio de Milpa Alta fue declarado zona de conservación ecológica del Distrito Federal. Ello derivó en la protección gubernamental de la tierra. Para esa época, la economía agrícola de la delegación ya había atravesado por una grave crisis de la que se levantó gracias a la introducción del cultivo de nopal.

Milpa Alta ha sido visitada en dos ocasiones por los miembros del Ejército Zapatista de Liberación Nacional, en las caravanas de 2001 y 2006. En el año 2003 fue la única delegación capitalina donde el Partido Revolucionario Institucional ganó la elección para jefe delegacional con Cuauhtemoc Martínez Laguna, quíen en un principio estaba abajo en las preferencias, en supuesto voto de castigo contra la gestión perredista de Guadalupe Chavira, y por el candidato no originario que éste partido propuso (Alejandro Sanchéz Camamcho). Sin embargo, en el año 2006, el PRD recuperó el gobierno delegacional.

Demografía

Población de Milpa Alta
Milpa Alta crecimiento poblacional.png
Año Milpa Alta DF
1950 18.212 3.050.442
1970 33.694 6.874.165
1990 63.654 8.235.744
1995 81.102 8.489.007
2000 96.773 8.605.239

Milpa Alta es la delegación capitalina más despoblada en términos absolutos y relativos. Según el II Conteo de Población y Vivienda, realizado por el INEGI en 2005, la delegación tenía un poco más de 115 mil habitantes, dispersos en sus 228 kilómetros cuadrados de superficie. La distribución de la población en Milpa Alta no es pareja. Se concentra sobre todo entre las cotas de 2500 y 2600 msnm, en once pueblos y una villa.

A pesar de ser la delegación menos poblada del Distrito Federal, la tasa de crecimiento ha sido la más elevada por lo menos desde hace dos décadas. Mientras que la población del Distrito Federal ha crecido menos de 1,5% anual, en Milpa Alta el ritmo de crecimiento supera el 3% y 4% en los períodos 1995-2000 y 2000-2005.

Milpa Alta rebasó los cien mil habitantes en el período intercensal 2000-2005. La densidad de población según el conteo de 2005 fue de 507,4 habitantes por kilómetro cuadrado. El número es muy bajo si se considera que la densidad poblacional del Distrito Federal es más de once veces mayor (5896,49 h/km2).

Indicadores sociodemográficos

  • Índice de desarrollo humano (IDH): Milpa Alta es la delegación con el IDH más bajo del Distrito Federal, con un coeficiente de 0,7902 en 2003. En ese mismo año, el IDH para el Distrito Federal fue de 0,8837.[2] Por ello, Milpa Alta es una delegación con desarrollo humano medio, aunque está muy cerca del límite inferior del umbral de desarrollo humano alto. Este coeficiente de desarrollo humano coloca a Milpa Alta en una situación similar a la de países como la República de Mauricio y Granada.
  • Marginación: Milpa Alta también es la delegación más marginada del Distrito Federal. Por lo menos eso es lo que indican los estudios demográficos clásicos que se han realizado en la zona, como el que dio origen a la categorización por IDH. En Milpa Alta, 92% de la población es propietaria de su casa. La mayor parte de las casas cuentan con luz eléctrica, toma de agua y alcantarillado, aunque su distancia con respecto a la zona nuclear de la ciudad de México coloca a sus pobladores en una desventaja. A ello hay que sumar la escasez de servicios médicos de calidad y la ausencia de escuelas de nivel superior en la demarcación.
  • Alfabetismo: De una población mayor de 15 años de 63 mil 309 individuos en el año 2000, sólo 60 mil 325 de ellos sabían leer y escribir. Esto representa el 94,39% de la población. es una cifra baja comparada con el porcentaje de alfabetismo en el Distrito Federal, que según los datos del mismo censo fue de 97% en el 2000. El analfabetismo es superior entre las mujeres que entre los hombres. Cerca de 2 mil cuatrocientas mujeres milpaltenses no sabían leer en el año 2000, en tanto que el número de hombres era menor a mil 200, y la prevalencia femenina en Milpa Alta no dobla la proporción de hombre habitantes de la delegación.
  • Lenguas indígenas: En México, los censos de población sólo contemplan en sus conteos de hablantes de lenguas indígenas a los individuos mayores de cinco años. En Milpa Alta, la lengua indígena más hablada por ese grupo de población es el náhuatl. Le siguen el otomí, el mixteco y varias otras lenguas cuyas comunidades lingüísticas no llegan al centenar de hablantes.

Etnografía: nahuas de Milpa Alta

Pueblos originarios de Milpa Alta.

Milpa Alta es la delegación con la mayor proporción de hablantes de lenguas indígenas en el Distrito Federal. En ese territorio habitan más de 3 mil hablantes de lenguas indígenas, que representan el 4% de la población milpaltense.[3] Por lo tanto, es la delegación con la mayor presencia indígena en la capital de México. La población indígena de Milpa Alta es originaria del territorio de la delegación, a diferencia de lo que ocurre en otras delegaciones.[4]

Muchas de las tradiciones de los milpaltenses son producto de la permanencia de la cultura indígena en las comunidades. Persiste la organización en mayordomías en cada pueblo y en cada barrio, de modo similar a las que se establecieron durante el siglo XVI entre los pueblos mesoamericanos. También existen cofradías religiosas que tienen por objeto el culto de los santos patronos. La tierra de cultivo (que representa más de la mitad del territorio milpaneco) es propiedad comunal o ejidal, aunque con las reformas a la legislación mexicana, ésta situación podría cambiar. Y esta red de relaciones sociales (familiares, religiosas, políticas) se mantiene sobre la base de una economía agrícola, aun cuando es cada vez más frecuente que los jóvenes se dirijan a la ciudad en busca de empleo.

En Milpa Alta, la identidad nahua está muy presente, y ha sido reivindicada por sus habitantes. Especialmente en los pueblos de San Lorenzo Tlacoyucan, San Jerónimo Miacatlán y Santa Ana Tlacotenco ha venido dándose un proceso de recuperación de la tradición oral del antiguo Malacachtépec-Momoxco. Santa Ana Tlacotenco es el núcleo de un movimiento de revitalización de la lengua náhuatl que ha sido reconocido por varias instituciones culturales de México. En este pueblo existe un centro donde se enseña a las personas interesadas la lengua de los tenochcas y los momoxcas.

Las doce localidades de Milpa Alta (una villa y once pueblos) suelen reconocer su propio origen en alguna de las tribus nahuas que poblaron la región en la época prehispánica. Nueve pueblos localizados en el corazón del valle de Milpa Alta y la ladera norte del Chichinauhtzin se reconocen a sí mismos como descendientes de los fundadores de Malacachtépec-Momoxco. Éstos son Villa Milpa Alta, San Jerónimo Miacatlán, San Pablo Oztotepec, San Juan Tepenáhuac, San Francisco Tecoxpa, Santa Ana Tlacotenco, San Lorenzo Tlacoyucan, San Pedro Atocpan y San Agustín Ohtenco. Dos pueblos se reconocen descendientes de los xochimilcas, se encuentran en el poniente de la delegación, en la ladera del volcán Cuauhtzin. Éstos pueblos son San Bartolomé Xicomulco y San Salvador Cuauhtenco. Por último, en el noreste de Milpa Alta se localiza San Antonio Tecómitl, que históricamente ha estado emparentado con los pueblos chinampanecos Tláhuac, Míxquic y Tetelco. [5]

Política

Hasta 1859, Milpa Alta era una dependencia del estado de México. En ese año, pasó a formar parte del territorio del Distrito Federal, por decisión del Poder Ejecutivo de la Federación. En 1898 fue delimitada el área del Distrito Federal, por medio de un tratado con sus vecinos estados de Morelos y México.

En 1928, el régimen municipal en el Distrito Federal fue suprimido, razón por la cual la administración de Milpa Alta pasó a ser una dependencia del jefe del Departamento Central, figura luego convertida en jefe del Departamento del Distrito Federal (DDF); Regente del DF y finalmente, jefe de gobierno del DF. En 1978 se promulgó una ley que definía la división del Distrito Federal en dieciséis delegaciones, encabezadas cada una por un delegado político nombrado por el titular del DDF. Entre esas delegaciones estaba Milpa Alta, cuya sede administrativa se estableció en Villa Milpa Alta.

En el año 2000, los milpaltenses eligieron su primera jefa delegacional. Fue elegida a ese puesto Guadalupe Chavira, miembro del Partido de la Revolución Democrática (PRD) y originaria de la delegación. Recibió el mando de los pueblos originarios en una ceremonia realizada en el cráter del volcán Teuhtli antes de rendir protesta en la sede de la Asamblea Legislativa del Distrito Federal. Tres años más tarde, Milpa Alta fue la única demarcación capitalina donde el Partido Revolucionario Institucional ganó una jefatura delegacional con Cuauhtemoc Martínez Laguna, misma que perdió en 2006.

Milpa Alta, como las otras quince delegaciones del Distrito Federal, no posee un cabildo u otro organismo homólogo a los ayuntamientos de los municipios. Para su administración, cada pueblo tiene un coordinador territorial. Además, para la administración y todos los asuntos relacionados con las propiedades comunales y ejidales –dependiendo de la comunidad es una u otro tipo de tenencia de la tierra—existen comisariados ejidales y comisiones de bienes comunales.

Milpa Alta forma parte del Distrito Electoral Federal 21 del Distrito Federal. También es parte del Distrito XXXIV Local. En ambos casos, las diputaciones (para el Congreso de la Unión en el primer caso, y para la ALDF en el segundo) son ocupadas por el PRD.

Jefes Delegacionales

Economía

Aunque el nombre de Milpa Alta se debe a que los franciscanos que se establecieron ahí en el siglo XVI se sorprendieron de la productividad de los maizales de la región, a partir del segundo cuarto del siglo XX, el cultivo del nopal se convirtió en el principal pilar de la economía milpaneca.

El declive del sistema de haciendas en el valle de México a raíz de la reforma agraria iniciada por el gobierno de México dejó en una muy mala situación económica a los pueblos de Milpa Alta. La demanda de mano de obra, principalmente de la hacienda maicera de Xico (propiedad de Íñigo Noriega Laso, amigo personal de Porfirio Díaz y dueño de las tierras comprendidas desde Iztapalapa hasta Chalco) dejó en el desempleo a la población de la serranía. En la década de 1930, también iba en decadencia el consumo de pulque, y por lo tanto, el otro recurso económico de los milpanecos -El cultivo del maguey pulquero se fue a pique.[6]

Cuando en la década siguiente se estableció una fábrica de papel en Tlalpan, los comuneros de Milpa Alta se vieron privados de la explotación de los enormes recursos forestales de la sierra de Chichinauhtzin. Por otra parte, el sistema agrícola de subsistencia, centrado en el cultivo del maíz para autoconsumo, también se estaba volviendo cada vez menos productivo. Esto alentó la expulsión de pobladores de los pueblos de Milpa Alta.

El proceso de deterioro de la economía agrícola de Milpa Alta fue detenido cuando la milpa y el maguyal dieron paso a los campos sembrados de nopal. Se atribuye a Florentino Flores Torres, del barrio de Concepción de Villa Milpa Alta el inicio de los experimentos con la cactácea, esto a finales de la década de 1930. El nopal es un producto muy apreciado en la gastronomía del centro de México, hecho que facilitó su introducción a gran escala en los principales mercados de la ciudad de México. El cultivo milpaltense del nopal-verdura excluye el aprovechamiento de la tuna, aunque la especie que se cultiva (Opuntia ficus-indica) produce tunas en su madurez. Para su consumo como verdura, el nopal debe ser cortado tierno; hecho que explica que los nopales de Milpa Alta pocas veces lleguen a florecer.

En el año 2000, Milpa Alta produjo el 78% del nopal-verdura que se consume en el país. En números fríos, sus 7 mil 500 hectáreas sembradas de opuntias produjeron 450 mil toneladas métricas de pencas de nopal.[7] Alrededor de esta producción nopalera, en Milpa Alta se han desarrollado otras ramas de la economía, como la industria alimentaria (que se vende en los supermercados de la ciudad e incluso se exporta). Con nopal se preparan desde dulces y helados hasta los más simples nopales en salmuera. Incluso, la agricultura del nopal ha motivado la búsqueda de tecnologías para la producción de otros bienes no alimenticios a base de nopal, como jabón. También ha propiciado el desarrollo del comercio, al grado que el gobierno de la delegación ha creado un mercado específico para el comercio del nopal-verdura.

Otros cultivos propios de Milpa Alta son la avena forrajera y el maíz, pero su importancia es mucho menor en términos económicos. También es importante la derrama económica producto de los festivales gastronómicos que se realizan en la delegación, como la Feria del Mole, de Atocpan; y la Feria del Nopal en Villa Milpa Alta.

Infraestructura y equipamiento

Vialidad y transporte

Milpa Alta presenta un rezago en urbanización con respecto al resto del Distrito Federal. Para comunicarse con el núcleo de la Zona Metropolitana de la Ciudad de México, la delegación cuenta con tres únicas vías. La más transitada de ellas por ser la más corta, es la carretera que sube de Xochimilco y entra al territorio de Milpa Alta por Cuauhtenco. De ahí sigue hacia el oriente, y con diversas ramificaciones llega a Oztotepec, Atocpan, y finalmente a Villa Milpa Alta. Siguiendo hacia el oriente, esta carretera conduce a Oaxtepec, una ciudad del estado de Morelos. La otra posibilidad es entrar por el pie del valle de Milpa Alta, por la carretera que saliendo de Tláhuac llega a San Antonio Tecómitl. En esta población, la carretera se bifurca y sigue hacia el oriente a Míxquic y hacia el suroeste con rumbo a Tecoxpa y la cabecera delegacional. Sus ramificaciones hacia las alturas de la sierra conducen a los pueblos de Miacatlán, Tepenáhuac y Tlacotenco. Casi todas las calles de Milpa Alta están pavimentadas de asfalto, pero los caminos vecinales o comunales (brechas que se abren paso hacia los campos de cultivo), suelen ser de terracería.

El servicio de transporte es prestado por varias rutas de la paraestatal Sistema de Transporte Público y otras de microbuses concesionados. Los destinos principales son el paradero de la estación Tasqueña del Metro, y dos de los principales centros de comercio del Distrito Federal: el mercado de la Merced, ubicado en el centro de la ciudad; y la Central de Abastos de la Ciudad de México, en Iztapalapa. Existen otras rutas más cortas que comunican Milpa Alta con Xochimilco al noroeste o con los pueblos de Tláhuac y Tulyehualco al noreste; o bien, otras más que prestan el servicio entre los pueblos de la delegación. Además, existe una ruta de autobuses foráneos que tiene sus terminales en Xochimilco y Oaxtepec, y atraviesa Milpa Alta desde el noroeste hasta el sureste.

Oferta educativa

Milpa Alta ofrece escuelas de nivel superior. Inauguraron el primer Instituto Tecnológico Federal de Milpa Alta[8] el 8 de septiembre de 2008 , a nivel Distrito Federal, (ubicado en el CETIS 167), que aglomera más de 400 estudiantes y en donde se imparten las especialidades de Ingeniería en Industrias Alimentarías, Bioquímica y en Sistemas Computacionales, con el fin de formar nuevas generaciones profesionales, buscar el pleno desarrollo académico, mejorar la calidad de vida de la región, así como aumentar la cobertura de la educación superior y de diversificar su oferta. Posee cuatro escuelas de nivel medio superior—es decir, de instrucción de pregrado universitario–. La más antigua de ellas es el Centro de Estudios Científicos y Tecnológicos N° 15 localizado en Tecómitl, dependiente del Instituto Politécnico Nacional. En Villa Milpa Alta se localiza un plantel del Colegio de Bachilleres, también un plantel perteneciente al Instituto de Educación Media Superior del Distrito Federal, dependiente del GDFy el CONALEP ubicado en San Pablo Oztotepec. Existen también dos instituciones de formación técnica, dependientes de la Secretaría de Educación Pública.

A nivel superior se encuentra el CICS Centro Interdisciplinario de Ciencias de la Salud (donde se estudian las carreras de Medicina, Odontología, Nutrición, Enfermería, Optometría y Trabajo Social) perteneciente al Instituto Politécnico Nacional.

Servicios de salud

La delegación posee un solo hospital general, en las afueras de la cabecera de la demarcación. Depende de la Secretaría de Salud del DF (SS-DF). Además, hay varios centros de salud, también administrados por la SS-DF a través de la Jurisdicción Sanitaria de Milpa Alta. Los centros de salud prestan servicio de consulta gratuita merced a lo estipulado por las leyes en la materia que se encuentran vigentes en el territorio del DF.

Espacios recreativos y culturales

Cada pueblo milpaltense posee por lo menos una plaza pública en torno a la cual se desarrolla la vida comunitaria. Las plazas públicas sirven de espacios de reunión y de encuentro para la gente del lugar. También existen algunos parques deportivos, donde se puede practicar el fútbol, béisbol, básquetbol y uno de los deportes más populares del sureste del Distrito Federal: el frontón. San Francisco Tecoxpa cuenta además con una alberca olímpica pública.

Milpa Alta no tiene cines ni teatros. Posee un auditorio llamado Calmécac, situado a medio camino entre la cabecera y Atocpan. Existen también dos museos. Uno localizado en Villa Milpa Alta está dedicado a la historia y artes populares de la delegación. El otro es conocido como Cuartel Zapatista, debido a que fungió como centro de operaciones del Ejército Libertador del Sur que comandaba Emiliano Zapata durante la Revolución mexicana; este museo se localiza en San Pablo Oztotepec. En septiembre de 2006, la Casa de Cultura Olla de Piedra del pueblo de Tecómitl se convirtió en el FARO Olla de Piedra.

El 6 de febrero de 2009 se inauguró el “Paseo Escultórico”,[9] donde se trata de poner de manifiesto parte del pasado milpaltense y las principales actividades económicas que ha tenido la región a lo largo de su historia como la producción de maíz, pulque, nopal y mole. Son trece bronces, entre los que destacan los de Emiliano Zapata y doña Luz Jiménez.

Cultura

Rescate de la Historia y la tradición oral

En Milpa Alta existe un movimiento importante que intenta rescatar la memoria histórica de la delegación, conservada en la tradición oral de sus pobladores[10] y documentos de la propiedad comunal milpaltense. Por ello, fue creado el Consejo de la Crónica de Milpa Alta. Este grupo de personas se ha dedicado a investigar entre los habitantes del lugar los sucesos históricos significativos para la comunidad Milpaltense. Así, por ejemplo, se ha podido saber que el Fidel Castro entrenó en el límite entre Chalco y Milpa Alta antes de embarcarse hacia Cuba para participar en la Revolución Cubana. También ha sido posible reconstruir la presencia de los zapatistas en las primeras décadas del siglo XX en los pueblos de la sierra milpaneca; o la historia de los conflictos agrarios desde la época colonial hasta la fecha.

Una mención especial merecen los estudios sobre el alto relieve de la virgen de la Asunción de Milpa Alta que data del siglo XVI,[11] de los volcanes Teuhtli[12] y Tulmiac;[13] lo mismo los cuentos y relatos de tradición náhuatl, así como los estudios que se han hecho sobre personajes relevantes de la comunidad como Doña Luz Jiménez, el maestro Fidencio Villanueva Rojas y el nahua-hablante José Concepción Flores Arce “Xochime”, entre otros.[14] Así mismo, un renglón importante lo ocupa la crónica del movimiento comunal que se gestó en Milpa Alta en la década de los ochenta.[15]

El trabajo del Consejo de la Crónica de Milpa Alta (COCROMA[16] ) ha sido reconocido por varias instituciones encargadas de la promoción cultural en México. De esta suerte, el proyecto de la página electrónica del grupo[17] ha sido financiado por el programa de Apoyo a la Culturas Municipales y Comunitarias (PACMyC)en el año 2004.

Los días 23, 24 y 25 de febrero de 2007 el COCROMA realizó el Primer Encuentro de Crónistas de Milpa Alta en el patio del Claustro de la parroquia de la Asunción en Villa Milpa Alta con el objetivo de rescatar la historia regional. Así mismo celebró su segundo ecuentro en el atrio de la iglesia de Chalmita en San Pablo Oztotepec con el tema “Día de Muertos en Milpa Alta” los días 27 y 28 de octubre del mismo año.

El 27 de marzo de 2007 el Consejo de la Crónica de Milpa Alta fue reconocido en su trabajo por preservar la lengua náhuatl y difundir la cultura de los pueblos y barrios de la demarcación por parte de la Sociedad Defensora del Tesoro Artístico de México en su XXVIII ceremonia de premiación.

[editar] Patrimonio material

Desde el 4 de diciembre de 1986, cuatro construcciones del pueblo de San Antonio Tecómitl forman parte de la Zona de Monumentos Históricos de Xochimilco, Tláhuac y Milpa Alta; zona que corresponde con el área chinampera declarada Patrimonio de la Humanidad por la Unesco. El decreto fue expedido por el presidente Miguel de la Madrid y los edificios incluidos son el templo de San Antonio de Padua, construido por los franciscanos en el siglo XVII, donde se venera al santo patrono de Tecómitl; y tres casas habitación de la calle Cinco de Mayo localizadas frente a la plaza del pueblo.

Además, en cada pueblo existen templos católicos construidos los más antiguos desde el siglo XVI, cuando dio inicio la evangelización de los indios del centro de México. Entre ellos, sobresale el convento de La Asunción, patrona de Milpa Alta, construido por frailes franciscanos. Sigue prestando sus servicios a la comunidad católica de la cabecera delegacional. En San Pedro Atocpan se encuentra la parroquia de San Pedro Apóstol, y en San Pablo Oztotepec destacan la parroquia de El Calvario, el edificio que fue Cuartel Zapatista en tiempos de la revolución y la parroquia de San Pablo.

Festivales

Calendario de fiestas en Milpa Alta
Nombre Fecha Sitio
Representación del Vía Crucis Semana Santa Villa Milpa Alta – San Pablo Oztotepec
Carnaval Sábado de Gloria – Domingo de Resurrección San Pablo Oztotepec
Carnaval Domingo de Resurrección Villa Milpa Alta
Feria del Nopal Junio Villa Milpa Alta
Feria del Mole Octubre San Pedro Atocpan
Festival de los Globos de Papel 1 y 2 de Noviembre San Agustín Ohtenco
Día de Muertos 31 de octubre
al 2 de noviembre
San Antonio Tecómitl
exhibición y elaboración de Globos de Papel 20 de noviembre San fransisc tecoxpa

Cada pueblo realiza una fiesta en honor de sus santos patrones. El calendario comienza el primero de enero, en Tlacotenco, donde los pobladores del lugar realizan el culto a la Señora Santa Ana, patrona del pueblo. A las fiestas de los patronos de los pueblos hay que sumar las correspondientes a los patrones de los barrios y las numerosas peregrinaciones organizadas para pagar promesas a algún santo del panteón católico. En ese sentido cobran importancia aquellas cuyos destinos son el Santuario de la Virgen de Guadalupe, en el Tepeyac; y la del Señor de Chalma, en el sur del estado de México. Además de este calendario de patronazgos, los milpaltenses celebran otras fechas, algunas religiosas y otras tantas seculares.

  • Semana Santa:[18] Todos los pueblos milpaltenses realizan algún tipo de representación de los episodios relacionados con la Pasión de Cristo. En Villa Milpa Alta y los pueblos más cercanos a ella tiene lugar una representación que si bien no es aprobada por la Iglesia católica, no por ello deja de atraer a muchos visitantes. Particularmente en lo que respecta a Villa Milpa Alta, la tradición de representar la Pasión de Jesucristo data desde finales del siglo XIX, (1899) siendo el iniciador de esta festividad el padre Agustín Polo, quien desde 1896 había llegado a la comunidad. A partir de esta fecha, han sido distintas personas, entre clérigos, láicos y hasta militares, los que han continuado con la organziación y dirección de la escenificación. La característica principal de esta representación a diferencia de las que se llevan a cabo en poblados de la misma delegación como San Pablo Oztotepec, San Pedro Atocpan, San Francisco Tecoxpa y San Antonio Tecómitl, es que se realiza mediante el uso de imágenes religiosas que datan del siglo XVII, XVIII y XIX, para representar a Jesucristo en diferentes advocaciones como el Divino Maestro, para escenificar a Jesús y la entrada a Jersusalen el Domingo de Ramos; el Divino Salvador, para representar a Jesús durante la vía dolorosa y finalmente la imagen del Santo Entierro, misma que al ser articulada, permite ocupar ésta para la cricifixión y posteriormente para hacer de manaer simbólica el santo entierro. Fuen en 1927 cuando la tradición tomó una nueva directriz, al incrementar un número considerable de participante. El libreto que se utilizaba para llevar a cabo la representación fue elaborado por el señor Alberto Fuentes y que para 1942, año en que presenta la escenificación de la obra “El Mártir del Gólgota” contaba ya con un reparto de 65 personajes. El mismo señor Fuentes dirigió la escenificación hasta 1968, un año antes de su muerte. A partir de esta fecha, al frente de la dirección han estado las personas que habían trabajado con el señor Fuentes. Él método ha sido hasta el 2009, una mera forma tradicional de llevar a cabo la representación, de manera lírica, debido a que no se contaba con una formación teórica de la actuación. El señor Facundo Laguna, mejor conocido como “Don Concho” (q.e.d) y el señor Arturo Gómez, han sido los que han continuado con esta tradición. Sin embargo, en la labor de la dirección han incursionado participantes que hasta ese momento habían sido parte del cuadro de reparto. Entre los que se encuentran Sergio Meza, Mario Galicia, Cruz Abad y Javier Beltran. En el año 2009, se fusionó por vez primera la tradición y el conocimiento tanto teatral como histórico, con el fin de presentar una escenificación acorde a la nueva sociedad milpaltense. Se presento por primera vez la resurrección de Jesucristo, y se logró dar apertura al evento, que tan solo el viernes santo llegarón más de dos mil espectadores. En el año 2010, inician los trabajos para lo que será la puesta en escena del 2011, retomando el conocimiento como el generador de todo el desarrollo actoral. La representación de la Pasión de Cristo en Milpa Alta, contempla la presentación del libreto inédito de 1939 con escenas y personajes nunca antes presentados. Además, de que la obra iniciará desde el Miércoles Santo y culminará el Domingo de Resurrección. La producción y dirección se encuentra nuevamente bajo la línea directa del señor Fuentes, ya que el Centurión de las festividades de la celebración, es el nieto del adaptador de “El Mártir del Gólgota”, obra que se ha representado por más de 50 años.
  • Carnaval: A diferencia de la mayoría de los carnavales, el de Milpa Alta se celebra el Domingo de Resurredción. Es decir, tiene lugar después de la Semana Santa, y no antes de ella, como es costumbre. El Domingo de Pascua, Villa Milpa Alta es recorrida por comparsas de chinelos acompañados por los sones tradicionales que toca una banda de alientos.

Otra población que de igual manera realiza su carnaval es el pueblo de San Pablo Oztotepec el cual empieza el Sábado de Gloria y continua el Domingo de Resurrección; en el carnaval de esta población se corona a las 3 reinas del Carnaval que corresponden a las comparsas La Unión, La Central y La Oztotepec que son acompañadas por la población y comunidades aledañas, carros alegóricos, Chinelos y bandas de viento que año con año se han fortalecido llegando a contar con más de 30 integrantes cada una, la pugna entre ellas las ha llevado al refinamiento de este son lo que hace que en esta comunidad se toque y se baile uno de los mejores sones del chinelo.

Como colofón al carnaval, se organiza un baile con grupos de música popular contemporánea en la comunidad de San Fransisco Tecoxpa se realiza el baile del huehuenche en la que participan la comparsa “los tequimichis” (que es ratón de pedregal)y se realiza el viernes sabado y domingo antes de samana santa.

Música

En Milpa Alta surge un grupo destacado que ha quedado en el recuerdo del público milpaltense y en la república mexicana, la Sonora Siguaray, un conjunto musical del género tropical formada en el año de 1968, aunque heredó su nombre artístico a partir de la primera formación en el año de 1963 con el nombre de artístico Sonora Milpa Alta, compuestos por músicos originarios de Milpa Alta. A la fecha se le identifica como la Auténtica Sonora Siguaray, conocida popularmente como Sonorísima Siguaray, reconocida dentro de las agrupaciones importantes del género tropical de las sonoras de México. Actualmente la riqueza interpretativa de las sonoras puede ser escuchada en XEB-AM.[19]

La Sonora Siguaray ha recibido diversos premios tales como el trofeo Azteca de Oro otorgado por AMPRyT, que premia a los personajes y organizaciones más destacados en su campo, desde espectáculos hasta el nacionalismo empresarial, es un galardón catalogado entre los tres mejores del mundo, después del Oscar de Hollywood y los Premios Grammy de Estados Unidos.[20]

Galardonados con el Mixtli de Oro (Otorgado por la Asociación de periodistas de Espectáculos), Sol de Oro (Otorgado por el periódico Sol de México), Trofeo Pedro Infante (Otorgado en los Ángeles California), premio Diosa de Plata por sus éxitos: “Te vas Te vas”, “El Sauce”, “No hay Novedad”, “Y tú También”, “Confusión”, “Arráncame el puñal”, “Que te parece” y “Amor, Amor, Amor”.

Han aparecido en distintos programas de televisión en Estados Unidos, Centroamérica, Sudamérica y México. En México en programas como: Carrusel Musical, Nuestra Gente, Siempre en Domingo, Club del Hogar, Hoy Mismo, ECO, Un nuevo Día, Hoy, Pácatelas, Canal 22, Canal 2 de Televisa Chapultepec, entre muchos otros.[21]

Gastronomía

La cocina tradicional de Milpa Alta tiene su base en el maíz. Una vez nixtamalizado, el maíz se emplea para hacer masa con la que se han de preparar desde atole hasta antojitos mexicanos de todo tipo. Los milpaltenses echan mano de todo lo que sea posible conseguir en sus mercados o en la montaña. En Santa Ana Tlacotenco, por ejemplo, es costumbre la recolección de algunos géneros de hongos comestibles, mismos que suelen acompañarse de chile, epazote y cebolla antes de constituir el relleno de las empanadas de maíz que en el centro de México se conocen como quesadillas. El maíz, en forma de tortilla, acompaña todos los platillos del repertorio gastronómico milpaltense.

Milpa Alta es sede de dos importantes festivales relacionados con la comida. La Feria del Nopal, que se verifica en Villa Milpa Alta, tiene lugar en junio de todos los años. La fecha es variable. En el marco de esta feria, las mujeres de Milpa Alta hacen gala de sus saberes sibarios, y presentan una amplia gama de platillos a base de nopal.

Pero si algo ha dado fama a la cocina milpaneca es la Feria Nacional del Mole, que se realiza en San Pedro Atocpan. En este pueblo existe una gran cantidad de negocios relacionados con la producción del mole, que se comercializa en todo el centro del país; razón por la que en México se le llama Capital del Mole. El mole es una salsa hecha a base de chiles secos de diferentes clases, acompañados de especias que van desde la pimienta hasta el chocolate. La receta varía, dependiendo del tipo de mole que se trate. El mole especial de los atocpenses es el llamado almendrado, cuya característica principal es el uso intenso de la almendra en la composición de la salsa. Esta salsa suele ser el acompañante más socorrido de uno de los pocos animales domesticados en Mesoamérica: el guajolote.

Además del mole, en Milpa Alta se preparan barbacoa de carnero en penca de maguey pulquero, mixiotes de lo mismo o de carne de conejo. El conejo también se acostumbra comer adobado y asado a las brasas.

Pero por si fuera poco además de la comida tan suculenta que se degusta en varios pueblos de Milpa Alta, también se preparan deliciosos postres a base de una de las frutas no tan conocidas pero sin embargo muy ricas es la pera donde aproximadamente desde hace 10 años se celebra la Feria de la pera en el mes de Septiembre en el pueblo de San Pablo Oztotepec.

Referencias

  1. ? http://www.milpa-alta.org/ Feria Gastronómica Nacional del Nopal
  2. ? Programa de Naciones Unidas para el Desarrollo (2004): Indicadores de Desarrollo Humano y Género en México http://saul.nueve.com.mx/genero/imagenes/df_jal.pdf#search=%22IDH%20Milpa%20Alta%22
  3. ? Consejo de Población del Distrito Federal (Copo-DF: 2006) [1]
  4. ? Como el caso de la delegación central de Cuauhtémoc, donde 2,1% de sus pobladores hablan alguna lengua indígena (Copo-DF: ídem), pero casi todos ellos son inmigrantes
  5. ? Etimología de los topónimos milpanecos: Miacatlán = Cañaveral; Tepenáhuac = Junto al cerro; Tecoxpa = Sobre piedras amarillas; Ohtenco = En la orilla del camino; Tlacoyucan = ; Tlacotenco = ; Xicomulco = En el cráter; Cuauhtenco = En la orilla del bosque; Tecómitl = Olla de piedra
  6. ? http://www.teuhtli.com.mx/articulos/el_pulque.html
  7. ? Gomezcésar, 200: 57
  8. ? http://www.eluniversal.com.mx/notas/536894.html
  9. ? http://teuhtli.com.mx/articulos/paseo_escultorico.html
  10. ? http://teuhtli.com.mx/articulos/pasado_milpa_alta.html
  11. ? http://www.teuhtli.com.mx/laasuncion.html
  12. ? http://www.teuhtli.com.mx/teuhtli.html
  13. ? http://www.teuhtli.com.mx/articulos/la_virgen_del_tulmiac.html
  14. ? http://www.teuhtli.com.mx/ilustres.html
  15. ? http://www.teuhtli.com.mx/movimientocomunal.html
  16. ? http://teuhtli.com.mx/articulos/consejo_cronica.html
  17. ? http://www.cronicamilpaalta.org
  18. ? http://www.teuhtli.com.mx/articulos/semana_santa_milpa_alta.html
  19. ?Sonoreando». Consultado el 26 de mayo de 2009.
  20. ? http://www.porunpaismejor.com.mx/premios_calendario.html
  21. ? http://www.autenticasonorasiguaray.com/trayectoria.php

Bibliografía

  • Declaratoria de zona de monumentos históricos de Xochimilco, Tláhuac y Milpa Alta. 4 de diciembre de 1986. Decreatada por el presidente de los Estados Unidos Mexicanos, Miguel de la Madrid Hurtado. [2]
  • GOMEZCÉSAR Hernández, Iván (2005): La Palabra de los antiguos. Territorio y memoria histórica en Milpa Alta. Ponencia pronunciada en febrero de 2002, dentro del Seminario Permanente Ciudad, Pueblos Indígenas y Etnicidad, organizado por la Dirección General de Equidad y Desarrollo Social del Gobierno del Distrito Federal.
  • INEGI (2005): Milpa Alta, Distrito Federal. Cuaderno estadístico delegacional. Aguascalientes.
  • RODRÍGUEZ Gamiño, María de Lourdes y López BLANCO, Jorge (2006): “Caracterización de unidades biofísicas a partir de indicadores ambientales en Milpa Alta, Centro de México”. En: Boletín de Investigaciones Geográficas. UNAM. México. Versión electrónica

Enlaces externos

Share and Enjoy:
  • Print
  • Digg
  • Sphinn
  • del.icio.us
  • Facebook
  • Mixx
  • Google Bookmarks
  • Blogplay

Leave a Reply