Colonia Roma

Colonia Roma

De Wikipedia, la enciclopedia libre

Artículo bueno

Una calle en la Colonia Roma. .

Colonia Roma es el título que se le da a un barrio residencial de la Ciudad de México construido a partir de principios del siglo XX en una zona ubicada cerca del centro de la ciudad. La denominación que los capitalinos utilizan comúnmente como “Colonia Roma”, es usada para designar lo que en realidad comprende dos grandes colonias: La Colonia Roma Norte que abarca el fraccionamiento inicial y un parque que alguna vez perteneció a la Colonia Condesa, y la Colonia Roma Sur.

Los límites que comprenden a esta colonia son: al norte por la Avenida Chapultepec y la Colonia Juárez, al oriente por la Avenida Cuauhtémoc y la Colonia Doctores, al sur por el Viaducto Miguel Alemán y este sirve de limites al sur con las colonias Colonia Narvarte y Colonia del Valle y al poniente por la Avenida de los Insurgentes Sur y la Avenida Veracruz, sirviendo de límite con las Colonias Colonia Escandón, Hipódromo y Condesa.[1]

La Colonia Roma fue durante la primera década del siglo XX asiento de parte de la clase alta de la ciudad, quien levantó suntuosas mansiones y palacetes, parte de los cuales fueron demolidos cuando la colonia perdió importancia y cedió su lugar a otros fraccionamientos que en su momento (como originalmente lo hizo la propia colonia) cumplían con las demandas de modernidad que exigían sus nuevos moradores. Actualmente vive un proceso de renacimiento que hace que sea uno de los lugares más atractivos de la capital de México.

Origen e historia

Fuente en la avenida Álvaro Obregón en la Colonia Roma. .

El área que actualmente ocupa fue lo que se conoció hasta fines del siglo XIX como los Potreros de la Romita, ubicados al poniente de lo que era la Hacienda de la Romita, localizada en aquel entonces a orillas de la Ciudad de México y teniendo su origen en un barrio de Tenochtitlan llamado Aztacalco. Aquellos potreros fueron fraccionados por la Compañía de Terrenos de la Calzada de Chapultepec, S.A., cuyo accionista principal era Walter Orrin,[2] que aparte de ser conocido por sus ideas para mejorar y renovar la Ciudad de México, era dueño de un circo famoso en el país por esos años, en el cual actuaba el célebre payaso inglés Richard Bell, que pertenecía al prestigioso Jockey Club y formaba parte de lo más destacado en la alta sociedad porfiriana. Desde aquel entonces y hasta ahora, los nombres que llevan las calles de la colonia son los de las ciudades mexicanas que el Circo Orrin visitó durante sus recorridos por el interior del país, decidiendo nombrar las calles con los nombres de los lugares en donde más aplausos recibió.[3]

Pensada para convertirse el barrio de la clase alta, la Colonia Roma fue diseñada con bulevares y amplios camellones (la avenida Álvaro Obregón es un ejemplo de un boulevard al estilo de los de París: grandes camellones con doble hilera de árboles y anchas avenidas), esquinas a 45 grados por las cuales pasaban los carruajes (que ya empezaban a caer en desuso) y terrenos amplios, que permitieron trasplantar la idea anglosajona del chalet con mansardas, lucarnas y chimenea rodeado del jardín, a la inversa del modelo de construcción tradicional español.[4] Las casas de la Colonia Roma, aparte de haber sido grandes y ostentosas, tenían diferentes estilos arquitectónicos que iban desde el art decó hasta el extremo clásico (un ejemplo muy claro es la comparación que existe entre las farolas de la avenida Álvaro Obregón, las cuales son estilo art nouveau y las fuentes de dicha avenida, las cuales tienen estatuas con representaciones griegas y romanas).

En su tiempo la colonia Roma, junto con otros fraccionamientos como la Colonia Juárez (anteriormente la Colonia Americana y hoy famosa por la Zona Rosa), La Condesa, San Rafael y Santa María la Ribera, fueron habitadas tanto por la nueva burguesía como por la aristocracia de la Ciudad de México, que debido a las condiciones sociales, económicas y políticas que imperaron durante la etapa conocida como porfiriato, buscaban imitar el refinamiento europeo que proporcionó la pax porfiriana, en una ciudad que ya empezaba a desbordar los límites que mantenía casi intactos desde el periodo colonial.[5]

Para el año 1902 sus calles eran de norte a sureste: Av. Chapultepec, Puebla, Durango/ Colima y Tabasco; de noroeste a suroeste: Guaymas, Morelia, Córdoba, Orizaba, Jalapa y Tonalá. Dos ingenieros norteamericanos, los hermanos Lamm, fueron quienes crearon la empresa que se dedicó a la venta de terrenos y casas.

En la Colonia Roma se encuentra la Casa Universitaria del Libro, que ocupa el inmueble, ubicado en la esquina de las calles de Puebla y Orizaba, que fuese sede del Centro Asturiano hasta que este, en 1986, se trasladó a su nueva sede diseñada y construida en el No. 4 de las calles de Arquímedes, Colonia Polanco, por un grupo de arquitectos (Enrique Martorell, Juan José Díaz Infante y Joaquín Álvarez Ordoñez) dirigido por el Arq. Juan Sordo Madaleno. La casa de la Colonia Roma se conserva en excelentes condiciones. Fue construida a principios de siglo por Joaquín Baranda y la familia Mc Gregor, quienes la habitaron a partir de 1920. Fue ocupada en un tiempo por la Embajada de Brasil. En la década de los años treinta fue adquirida por el Centro Asturiano de México, el que la entregó a la Universidad Nacional Autónoma de México mediante contrato de comodato, celebrado en 1986, para uso gratuito durante 10 años y cinco más de prórroga.

Esta colonia, al igual que las de la Condesa y la Juárez y posteriormente la Hipódromo, desde sus principios fue lugar en donde connotadas familias capitalinas tuvieron su residencia. Hoy, dentro de la jurisdicción de la Colonia Roma, se encuentra el pintoresco barrio de Real de Romita. En la colonia, se conserva solo uno de cada 10 inmuebles construidos antes de 1950.

Transporte público

Histórico

En 1927 se inauguraron y entraron en funcionamiento dos rutas de la línea de tranvías de la Ciudad de México llamadas “Roma-Piedad” y “Correo-Roma”, una de las cuales atravesaba la avenida Jalisco (actualmente Álvaro Obregón).[6] También existió una ruta de camiones llamada “Roma-Mérida”.

La línea de autobuses “Hipódromo-Rastro” entraba a la colonia por la calle de Orizaba, llegaba a la Plaza Río de Janeiro, doblaba a la izquierda por Durango y salía de la colonia atravesando la Av. Cuauhtémoc.

Actualidad

La Colonia Roma, por estar ubicada en una zona céntrica y estar delimitada por las avenidas más importantes de la ciudad, cuenta con estaciones y paradas de bastantes tipos de transporte público.

Atraviesa la Colonia Roma el Metrobús, el cual cruza la ciudad de Norte a Sur por la Avenida Insurgentes. Las estaciones del Metrobús dentro de la Colonia Roma son: Nuevo León, Chilpancingo, Campeche, Sonora, Álvaro Obregón, Durango e Insurgentes.

La Línea 1 del Metro rodea la Colonia Roma por la Avenida Chapultepec. Las estaciones dentro de la Colonia Roma son: Cuauhtémoc, Insurgentes, Sevilla y Chapultepec. También se podrían contar las estaciones Chilpancingo (Línea 9) y Centro Médico (Línea 3 y 9) dentro de los límites de la Colonia.

Varias rutas de microbús pasan por algunas calles de la Colonia Roma al igual que muchas líneas de trolebús.

Entre sus calles, sobre todo las ubicadas entre Insurgentes y Cuauhtémoc, varias de las cocheras de las antiguas residencias son tiendas boutiques especializadas en moda urbana mexicana, pequeñas galerías de arte, bares y restaurantes. Sobre la calle Álvaro Obregón hay tiendas gourmet y locales de firmas de diseño mexicano.

Actualmente en la Colonia Roma se encuentra ubicados varios hospitales de especialidades médicas, casi a la altura de Av. insurgentes y la calle de Chilpancingo.

El terremoto de 1985

Casa abandonada después del Terremoto de 1985. .

La Colonia Roma, junto con la Doctores, el Centro Histórico, la Colonia Juárez y Tlatelolco, fue una de las más afectadas durante el terremoto de 1985. Se estima que más de 258 inmuebles se derrumbaron y 181 sufrieron daños dentro de la delegación Cuauhtémoc. Muchas de las antiguas casas del porfiriato se derrumbaron por completo o se dañaron bastante. Las calles de San Luis Potosí, Tonalá, Tehuantepec, Álvaro Obregón y Colima fueron las que más daños sufrieron, aunque en realidad no existía una manzana que no tuviera algún edificio o casa derrumbada. En San Luis Potosí y Tonalá, un edificio de ocho pisos quedó completamente destruido al igual que un edificio de departamentos de los Multifamiliares Juárez.

Dentro de la colonia tuvo origen una organización civil llamada la UVyD19 (Unión de Vecinos y Damnificados del 19 de septiembre), la cual, junto con otras organizaciones civiles, luchó y exigió al gobierno, entre otras cosas, la expropiación de edificios y casas dañadas, el apoyo económico y de vivienda a las personas damnificadas y la reconstrucción de la Colonia. Actualmente todavía se pueden encontrar terrenos con escombro, banquetas rotas e inmuebles dañados y, por lo tanto, semi-abandonados.

El Edificio Balmori, el pasaje comercial El Parián, los edificios de departamentos de Guanajuato (famosos por ser de los pocos inmuebles de la colonia que son estilo art nouveau) y muchas casas con valor histórico y arquitectónico, quedaron tan dañados que fueron desocupados por sus habitantes originales y ocupados por damnificados o abandonados por completo. Así también, se provocó un despoblamiento de la zona y en consecuencia su deterioro.[7]

Actualmente, se ha revalorado la colonia y su arquitectura, por lo que vive un proceso de repoblamiento y de actividad tanto cultural como comercial, que la hacen uno de los lugares preferidos por los habitantes de la Ciudad de México.

Arquitectura

Balcón de la Casa Lamm en la esquina de Orizaba y Av. Álvaro Obregón. .

Buena parte de los edificios que se levantan en la Colonia Roma corresponden al eclecticismo que tomaba elementos de la arquitectura de cada época para la realización de una construcción. Hay también ejemplos de la arquitectura de la Belle Époque y del art nouveau y, en menor medida del art decó, y de la arquitectura neocolonial originada ésta última como respuesta a las anteriores.

Ejemplos notables de estas construcciones son el Edificio Balmori, la Casa Lamm (antigua residencia de uno de los fraccionadores de la colonia), así como la antigua sede del Centro Asturiano que hoy ocupa la Casa Universitaria del Libro, dependiente de la UNAM, la Iglesia de la Sagrada Familia, el edificio Río de Janeiro, y el pasaje El Parián, son sólo unos ejemplos de los cientos de inmuebles que atesora la colonia.

El Instituto Nacional de Bellas Artes ha declarado muchos inmuebles de la colonia Roma Patrimonio Arquitectónico. Por tanto éstos están protegidos y no pueden ser modificados ni demolidos. De la totalidad de inmuebles catalogados en el país, el 10% (aproximadamente 1.400) se encuentran en la Colonia Roma, declarada “Zona de Monumentos Artísticos”.[8]

En Instituto Nacional de Bellas Artes (INBA) registra y revisa las peticiones para modificar, reconstruir o demoler los edificios y casas catalogadas. Es, en la mayoría de los casos, gracias a la iniciativa privada que muchas de las joyas de la colonia se han recuperado y restaurado y se han reconvertido en iconos de lo clásico y lo actual. Ejemplos de esto son el Edificio Balmori y el Pasaje Comercial El Parián, los cuales en algún momento se pensó demoler.

Inmuebles más significativos

Fachada de El Parián. Álvaro Obregón 130, entre las calles de Jalapa y Orizaba, México DF. Colonia Roma Norte.

Detalle de la fachada de El Parián sobre Av. Álvaro Obregón. .

Réplica de la Fuente de Cibeles de Madrid, ubicada en la plaza de Cibeles en las calles de Oaxaca, Durango, Colima y El Oro. .

Descriptivo de la Colonia Roma y sus estilos arquitectónicos se puede nombrar lo siguiente:

  • La Casa Lamm, en las calles de Álvaro Obregón y Orizaba, originalmente pensada para servir de casa-habitación, se convierte desde 1933 en un centro cultural para estudio y difusión de las Artes.
  • El Edificio Balmori, construido en 1922 y reconstruido en 1991 localizado en Álvaro Obregón y Orizaba (frente a la Casa Lamm), siempre estuvo destinado al comercio y a la vivienda. En sus inicios también contaba con un Cine (actualmente el estacionamiento del edificio) y fue construido siguiendo un patrón afrancesado, clásico ecléctico.[10]
  • El Parían, que en sus inicios era un pasaje comercial de alta categoría, después del terremoto de 1985 se convierte en un mercado y, posteriormente, se reconstruye y se convierte en un pasaje comercial y cultural con tiendas y restoranes de prestigio y/o renombre. Actualmente es sitio donde convergen galerías de arte donde se presentan exposiciones de jóvenes autores mexicanos y extranjeros, así como obra de creadores con trayectoria internacional como Fumiko Nakashima, o los hemanos Castro Leñero. El Parián, tras ser remodelado, resulta ser un imán para el rodaje de películas, grabación de programas de tlevisión, locación fotográfica para artistas y comerciales.
  • El Edificio Río de Janeiro, ubicado en la Plaza Río de Janeiro y mejor conocido como La casa de las brujas por su forma arquitectónica con techos de dos aguas en la parte superior y ventanas a formas de ojos. Éste edificio fue uno de los primeros edificios de departamentos de un piso (el edificio Balmori tiene departamentos de dos pisos) de la Ciudad de México.
  • La Casa Estado-Quintana Roo, ubicada en Álvaro Obregón y Tonalá.
  • La Casa del Libro de la UNAM, ubicada en Puebla y Orizaba (frente a la Iglesia de la Sagrada Familia).
  • La Iglesia de Nuestra Señora del Rosario, una réplica de la fachada de Notre Dame, ubicada en Av. Cuauhtémoc. Esta pequeña Iglesia pertenecía a la Hacienda de la Romita y ya existía antes de que se delimitara la colonia.
  • La Fuente de Cibeles, una ráplica exacta de la Fuente de Cibeles de Madrid, obsequiada por la comunidad española como símbolo de hermandad entre ambas naciones en 1980.

Actividad comercial y cultural

A pesar de que la actividad comercial se está incrementando en la Colonia Roma, una gran parte de la población pide que ésta mantenga un rubro más pegado a lo cultural que a lo comercial. Esta decisión se ve reflejada en los cambios que ocurrieron en la Colonia Condesa a partir de la década de los noventa.[11] En los ùltimos años se ha visto un auge comercial en esta colonia, que ahora muestra un comercio màs variado y en crecimiento. En un momento “La Roma” habìa visto mengüada su vida econòmica y social, en especial despuès del terremoto del 85, sin embargo esta colonia nuevamente ha ido teniendo una renovaciòn paulatina que la coloca en un mejor nivel. En algùn momento comparada y de alguna manera opacada ante el crecimiento de colonias como la del Valle y la Condesa. Hoy La Roma, presenta su tradiciòn, su cultura, su modernidad y su vitalidad màs que nùnca en cada uno de sus rincones y muestra que esta dispuesta a defender su arraigo històrico y cultural en convivencia con lo contemporaneo.

Actividad comercial

Detalle del centro cultural “Casa Lamm”, al fondo, el edificio Balmori.

La Colonia Roma cuenta con buena parte del comercio en esta zona de la ciudad.[12] Fue en esta colonia donde se ubicó la segunda sucursal de los almacenes El Palacio de Hierro (donde anteriormente se ubicaba el Toreo, desmontado y reubicado en las Lomas de Sotelo y cubierto con una cúpula, actualmente llamado Toreo de Cuatro Caminos y que nuevamente está siendo desmantelado) y la primera que los almacenes americanos Sears Roebuck establecieron en México.

Así también cuenta con varios cafés y restaurantes, algunos de los cuales han hecho fama en el rumbo.

Uno de los lugares comerciales frecuentados es el Pasaje el Parián, que fuera el antiguo mercado de la colonia. Así también el tianguis del Oro, ubicado en la calle del mismo nombre frente a la glorieta de la Fuente de Cibeles, copia fiel en belleza y tamaño a la de Madrid y regalo de la comunidad española avecinada en la Ciudad de México.

Al día de hoy alberga uno de los mercados más tradicionales de la ciudad, el Mercado de Medellín, un mercado de abastecimiento popular que últimamente se ha especializado en alimentos e ingredientes de la cocina sudamericana, por lo que es común ver en sus pasillos a cubanos, chilenos, argentinos o peruanos realizando compras.

UN LUGAR ORIGINAL EN LA ROMA

En la esquina de Medellín con la calle de Sinaloa muy cerca de la Glorieta Villa Madrid o de la llamada Glorieta de Cibeles ,se encuentra el único restaurante café de la ciudad de México, donde mascotas y dueños conviven en un ambiente amigable. La carta cuenta con alimentos gourmet para las personas y sus mejores amigos. Este lugar llama la atención además por su decoración ya que es sencilla y elegante que en un principio , uno nunca pensaría encontrarse con mascotas y amos comiendo muy a gusto en la misma mesa . Varias entrevistas y reportajes se han hecho de este sitio mencionando también a su encargada que es oriental ,muy amable y accesible. Como este, existen varios lugares , únicos y diferentes, en la Colonia Roma solo es cuestión de caminar por sus calles antigüas y con muchas historias por contar

Actividad cultural

La Casa Lamm. .

Parte del patrimonio de la zona se ha recuperado y gracias también al esfuerzo de preservación de sus antiguos propietarios, se han adaptado inmuebles para establecer en ellos galerías de arte, centros culturales y varias escuelas, entre las que se observan universidades que han instalado sus oficinas. Así también es punto de referencia de intelectuales.

Como parte contracultural se encuentran en la zona denominada Romita el Multiforo Cultural Alicia, donde se presenta buena parte de la escena musical independiente de la ciudad así como la legendaria pulquería La Hija de los Apaches.

Los museos y casas de arte de la colonia se enlistan a continuación:

En la calle de Zacatecas se encuentra la Universidad de la Comunicación (entre las calles Orizaba y Jalapa) donde también se han realizado eventos culturales como exposiciones fotográficas, dibujo, desfiles de moda, performance, actos musicales, concursos de publicidad y diseño, entre otras cosas.

La Casa de la Cultura Romita Plaza Real de Romita 28, Roma. Este lugar es un auténtico oasis dentro de otro oasis llamado La Romita. Aquí encontrarás exposiciones, un cineclub, talleres de danza árabe, clases de capoeira y mucho más. Los viernes hay un “cuenta cuentos” para los niños. El espacio, además, es ideal para organizar fiestas o incluso conciertos.

Personas y personalidades

Casa donde se encontraba el Foro, teatro contemporáneo, de Ludwig Margules, actualmente abandonada. .

En la Colonia Roma vivieron, entre otros, el General Alvaro Obregón, Sara Pérez (viuda de Francisco I. Madero), Fidel Castro, Ramón López Velarde, Ludwig Margules, Jack Kerouac,William S. Burroughs, José Vasconcelos y Carlos Fuentes.[13]

También, en la Iglesia de la Sagrada Familia, donde actualmente reposan sus restos, vivió el Padre Agustín Pro, acusado de atentado contra el General Álvaro Obregón y fusilado por mismo delito.[14]

Relatos relacionados

Véase también

Referencias

  1. ? Guia Roji de la Ciudad de México (ed.): «Colonia: ROMA NORTE Delegación/Municipio: CUAUHTÉMOC Código Postal: 06700». Consultado el 27 de agosto de 2008.
  2. ? «Ayuntamiento Gobierno del Distrito Federal (Archivo Colonias) Pág 3». Consultado el 29 de agosto de 2008.
  3. ? Instituto Mexicano de la Radio (ed.): «Colonia Roma» (11 de diciembre de 2007). Consultado el 27 de agosto de 2008.
  4. ? Ciudad de México.com.mx (ed.): «Colonia Roma». Consultado el 27 de agosto de 2008.
  5. ? | url = http://www.ciudadanosenred.org.mx/?cve=1043 | Título = Colonia Roma en la actualidad | Fecha = 13 de junio de 2009 | Editor = Patricia Zuñiga Olay
  6. ? México Máxico (ed.): «Mapa de rutas de tranvías de la Ciudad de México, 1930-1950.». Consultado el 12 de septiembre de 2008.
  7. ? Alejandro López Angeles (19-9-2005). La solidaridad activa frente a la burocracia. Rebelion.org. http://www.rebelion.org/noticia.php?id=20182. Consultado el 12-2-2009.
  8. ? Metropoli 2025 (ed.): «Colonia Roma, joya arquitectónica de la ciudad». Consultado el 28 de agosto de 2008.
  9. ? Ciudad de México.com.mx (ed.): «Templo de la Sagrada Familia». Consultado el 1 de septiembre de 2008.
  10. ? ObrasWeb (ed.): «Edificio balmori». Consultado el 1 de septiembre de 2008.
  11. ? Vive México.com (ed.): «La Roma no debe ser otra Condesa». Consultado el 1 de septiembre de 2008.
  12. ? Universidad Autónoma Metropolitana (ed.): «Contrario a programas de desarrollo urbano, aumenta uso de suelo comercial en Colonia Roma: Especialista de la UAM» (18 de marzo de 2005). Consultado el 29 de agosto de 2008.
  13. ? ALVARADO GAMIÑO, Hugo (21 de enero de 2002). Preparan celebraciones por centenario de colonia Roma. El Universal. http://www2.eluniversal.com.mx/pls/impreso/noticia.html?id_nota=45095&tabla=notas. Consultado el 28-08-2008.
  14. ? Arzobispado de México (ed.): «Presbítero MIGUEL AGUSTÍN PRO JUÁREZ, S.J.». Consultado el 1 de septiembre de 2008.

Bibliografía

  • Varios (2001). Colonia Roma. Catálogo de Inmuebles. Palacio de Bellas Artes Mezzanine. Dirección de arquitectura y conservación del patrimonio artístico inmueble..

Enlaces externos

Colonia Roma
Imágenes de la Colonia Roma / Zonas de la Ciudad de México

La Colonia Roma es una zona en la que el Art Nouveau está presente en cada uno de los elegantes detalles de sus casas y edificios, mismos que nos remiten a los tiempos de esplendor del Porfiriato, imaginándonos a las damas que por esa época paseaban por ahí con elegantes vestidos y ostentosos sombreros.

La Colonia Roma tiene sus orígenes en la época colonial con el establecimiento de la Hacienda de la Romita, lugar donde aún se encuentra una pequeña capilla rodeada por pequeños callejones y una hermosa placita a la entrada de la misma. Al dividirse los terrenos de dicha hacienda, en época de Porfirio Díaz, inició el fraccionamiento de la Colonia Roma tomando el nombre de la hacienda y con el mote de Colonia, ya que por entonces la creciente población de clase media y alta de la ciudad, empezó a salir del centro, creando nuevos barrios a los que llamó colonias, nombre basado en las primeras poblaciones europeas en América, ya que los nuevos fraccionamientos estaban integralmente planeados desde el principio y seguían los cánones urbanísticos de Occidente.

Al paso de los años, algunas ricas familias, empezaron a construir sus grandes mansiones de estilo francés en la zona, perdurando hasta nuestros días excelsos ejemplos de ello, como son la Casa Lamm (hoy un importante centro cultural), el Edificio Río de Janeiro, los Apartamentos Balmori, entre un sinnúmero de bellas edificaciones que han sido declaradas patrimonio cultural por el Instituto Nacional de Bellas Artes.

Muy característicos de la Colonia Roma, además de los edificios ya antes mencionados son sus bellas calles, como la Avenida Álvaro Obregón con su espacioso camellón rodeado de altos fresnos y en cuyo centro se encuentran fuentes y esculturas clásicas, la calle Orizaba donde se localiza el Templo de la Sagrada Familia,  comunica dos hermosos parque con fuentes, de los que destaca la Plaza Río de Janeiro, en la que se encuentra una de las dos únicas replicas exactas en bronce en el mundo del David de Miguel Ángel, y que es además un espacio donde se realizan exposiciones escultóricas con lo mejor del arte contemporáneo.

Asimismo en la zona se está dando un renacimiento que lentamente va recobrando los viejos edificios, conservando sus características arquitectónicas, pero dándoles un nuevo giro como departamentos, cafés, galerías y tiendas especializadas en diseño y moda.
Atractivos de la zona:

http://ciudadmexico.com.mx/zonas/colonia_roma.htm

Share and Enjoy:
  • Print
  • Digg
  • Sphinn
  • del.icio.us
  • Facebook
  • Mixx
  • Google Bookmarks
  • Blogplay

Leave a Reply