Traducir pagina a:


Inicio Estados Dir Comercial Promos
Inmobiliaria Noticias Entretenimiento Turismo Otros Contacto
Twitter Facebook Myspace Skype iTunes Picasa Google Google Maps Google Earth Wikipedia Windows Live Yahoo

Turismo

Playas y Gran Turismo Sitios Arqueológicos Ciudades Coloniales

Encuesta

¡Por qué el hule puede estirarse y regresar a su tamaño original?
Porque es líquido por dentro.
Porque es una sola macromolécula.
Porque tiene poco espacio entre sus átomos.


Ver resultados
 

Sitios Arqueológicos

Chichenitzá


El Consejo de Promoción turística de México me ha enviado esta información que creo que puede ser de tu interés si decides descubrir las maravillas culturales de este país.
En México se han descubierto 38,102 sitios arqueológicos a lo largo de su territorio, de los cuales, 175 se encuentran abiertos al público. En estos lugares llenos de magia, podrás descubrir los secretos que encierran las construcciones de antiguas culturas como la mexica, la maya o la teotihuacana.

  • México es un territorio rico en vestigios arqueológicos. Hasta el mes de julio de 2006, el Instituto Nacional de Antropología e Historia (INAH) tenía registrados un total de 38,102 sitios donde se han encontrado testimonios arqueológicos de las culturas antiguas de México, los cuales abarcan desde grandes centros urbanos, donde fueron edificados templos y pirámides monumentales como las de Teotihuacán, en el Estado de México; Palenque, en Chiapas; Chichén Itzá y Uxmal, en Yucatán; El Tajín, en Veracruz, y Monte Albán, en Oaxaca, que incluso han sido declarados como Patrimonio de la Humanidad; hasta sencillos conjuntos habitacionales como los de Paquimé, en el estado de Chihuahua o las pinturas rupestres de la Sierra de San Francisco, en Baja California Sur; y sorprendentes restos fósiles de animales prehistóricos, como los que se han encontrado en Rincón Colorado, Coahuila.
    Cada año, los especialistas dan a conocer nuevos descubrimientos arqueológicos, ya que en todo el territorio nacional antiguos asentamientos prehispánicos se encuentran cubiertos por la espesura de las selvas, por montículos de tierra acumulados gracias a la erosión o enterrados bajo las zonas urbanas como en el caso de la antigua capital del reino mexica, la ciudad de Tenochtitlan, cuyos templos y edificios se encuentran sepultados bajo las calles del Centro Histórico de la moderna Ciudad de México.

  • Tajin

Uno de los grandes atractivos de la urbe, es sin duda, la gran cantidad de sitios arqueológicos que se extienden por toda la Ciudad de México, siendo esta la única metrópolis en el mundo que puede presumir de poseer entre sus tesoros, ruinas prehispánicas, legado de las avanzadas civilizaciones que poblaron esta región hace cientos de años.
En la Ciudad de México se pueden encontrar vestigios arqueológicos casi en cualquier parte, desde las grandes pirámides de Teotihuacán cuyo nombre significa "La Ciudad de los Dioses" hasta un pequeño adoratorio azteca en la estación del metro Pino Suárez, pasando por la Pirámide de Cuicuilco y la Plaza de las Tres Culturas en Tlatelolco, lugar donde conviven de manera armoniosa y monumental, edificios que son testigos de las etapas más importantes de la historia de México, una pirámide prehispánica, un convento colonial y modernos rascacielos que representan la época moderna.
Otro dato relevante es el hecho de que los nombres de varias zonas de la urbe provienen de los antiguos asentamientos prehispánicos que anteriormente se encontraban ahí, tal es el caso de Azcapotzalco, Mixcoac, Coyoacán, Iztacalco, entre muchos otros. Y esos ejemplos tan solo son muestra de la riqueza arqueológica de la ciudad de México, ya que es frecuente el hallazgo durante la realización de obras públicas, de diversos restos materiales como vasijas, joyas y esculturas pertenecientes a las antiguas culturas que poblaron el Valle de México. Es por ello que algunos de los mayores atractivos de la ciudad son sus sitios arqueológicos de los cuales a continuación presentamos los vínculos para ver los reportajes de algunos de los más destacados:

Teotihuacán

Teotihuacan

Tlatelolco

Tlatelolco

Templo Mayor

templo

Otros sitios dignos de mencionar son

  •  

    Pino Suárez.- este sitio arqueológico se ubica sorprendentemente dentro de una estación del metro en la zona del Centro Histórico. Se trata de un pequeño altar circular posiblemente dedicado al culto del Dios del Viento conocido como Ehecatl. Esta pequeña pirámide fue descubierta durante los trabajos de construcción del metro.

     
     

    San Pedro de los Pinos.- aquí se encuentra una pirámide con taludes y algunas tallas en piedra. Se ubica en la colonia San Pedro de los Pinos, a un costado del Periférico a media cuadra de San Antonio.

     

    Tenayuca.- este sitio arqueológico alberga una pirámide principal rodeada por otras menores que juntas conformaban la capital del reino de los Acolhuas, grupo que se estableció tiempo antes de los mexicas. Se ubica en la zona norte de la ciudad.

     

    Cerro de la Estrella.- ubicado en la delegación Iztapalapa, sobre el Cerro de la Estrella, consta de un pequeño adoratorio donde se llevaban a cabo diversas celebraciones durante los festejos del año nuevo mexica. Se puede acceder a ella desde la Avenida Ermita Iztapalapa.

    Así como estas construcciones prehispánicas hay muchas más en la ciudad de México que pueden descubrirse en cualquier parte ya que aún en la actualidad se siguen realizando hallazgos que están ayudando a comprender el gran legado que las civilizaciones anteriores a la llegada de los españoles han aportado a nuestro país y al mundo.

     

Las culturas prehispánicas de nuestro país dejaron huellas de su existencia. Conoce las maravillas arqueólogicas de México:

Piramidesol

Teotihuacán La zona arqueológica de Teotihuacán es uno de los más importantes atractivos turísticos del Estado de México y del país.

Tepoztlán Morelos: En la zona arqueológica del Tepozteco, se rendía culto al dios "Ometochtli - Tepoztécatl", dios del pulque asociado con la fertilidad vegetal y con el viento. Esta edificación fue construida por los tepoztecos de filiación xochimilca, entre 1150 y 1350 d. C.

Texcoco: Palacio de Nezahualcóyotl. Ubicada en la calle de Abasolo, donde existen los vestigios del aposento que de acuerdo a los historiadores tenía 300 recamaras, 5 patios con jardines y fuentes monolíticas, juego de pelota, oratorio y hasta un tianguis.

Zonas arqueológicas Mayas: Los mayas son una de las culturas prehispánicas de mayores avances científicos. Eran grandes astronomos. Sus ciudades incluyen Chichen Itzá, Tulum, Ek-Balam, Uxmal, etc.

Palenque: La evolución arquitectónica que tuvo palenque más su vasta red comercial que la vinculaba con el área maya además de con otras distantes regiones de Mesoamérica, la convierten en una de la zonas más importantes del mundo maya.

Zonas arqueológicas en Michoacán: En Michoacán nació el invencible Imperio Purépecha, cuyos dominios se extendieron por casi todo el centro del país. Actualmente se puede disfrutar de la riqueza cultural de ese Imperio en las zonas arqueológicas, hay aproximadamente unas 45 zonas de proporción mayor, pero únicamente siete de ellas están abiertas al público.

Centros arqueológicos de Veracruz: Totonacas, toltecas, olmecas y huastecos entre otros pueblos, habitaron la región de Veracruz, dejando en todo el territorio huellas de sus civilizaciones.

"La Venta", es el principal sitio arqueológico de la cultura olmeca, tuvo su apogeo entre 900 adC y 400 adC. Se levanta sobre una isla en medio de la región pantanosa que forma el río Tonalá, en el límite entre Tabasco y Veracruz, zona rica en flora y fauna.

Monte Albán es una zona arqueológica situada a 8 kilometros al poniente de la ciudad de Oaxaca de Juárez, capital del estado de Oaxaca.
Es reconocida por su bella arquitectura, sus piedras grabadas y las urnas de cerámica gris que representan a sacerdotes ricamente ataviados, lo que denota la creencia en una vida después de la muerte. Todo ello fue encontrado en las casi 190 tumbas hasta ahora descubiertas.

Paquimé es la ciudad precolombina más grande del norte de México, famosa por sus construcciones de adobe y sus puertas en forma de "T".
Se ubica aproximadamente a 350 km. al noroeste de la capital del estado de Chihuahua, a sólo tres horas de Ciudad Juárez y a medio kilómetro del pueblo de Casas Grandes

Turismo Arqueológico en Estado de México

los melones

La aparición del hombre en el Estado de México se remonta a épocas prehistóricas. Se han encontrado fósiles en Los Reyes Acorac, Chimalhuacán, San Vicente Chicoloapan, Tequisquiac, Santa Isabel Ixtapan, Tonatico y Tepexpan. Así como el centro ceremonial de Teotihuacán con las  formidables pirámides denominadas "Lugar de Dioses" las que fueron construidas entre 200 a.C. y 100 d.C. El territorio de lo que hoy es el Estado de México fue asiento también de otras culturas indígenas, entre las que destacan la de Tlatilco, la tolteca, la chichimeca, la acolhua, la matlatzinca, la tarasca, la malinalca, la otomi, la azteca y la ocuiteca.

Acozac
El sitio fue conocido como Ixtapaluca Viejo hasta 1973, fecha en que los terrenos del antiguo rancho de Acozac se lotificaron para dar lugar al fraccionamiento y club de golf y por extensión se le otorgó el mismo nombre a la zona arqueológica. Se le ha relacionado recientemente con el sitio de Tlazallan - Tlallanoztoc, mencionado en el Códice Xólotl como asiento del nieto de Xólotl Techotlallatzin. Se ha encontrado aquí cerámica que demuestra que el sitio estuvo ocupado en las épocas mencionadas en las fuentes. La ocupación inicia con la fase Azteca I (900 a 1200 después de Cristo), continuando en la fase Azteca II (1200 a 1430), que es la que coincide con el reinado de Techotlallatzin. Las últimas estructuras, que son las que están visibles, corresponden a la fase Azteca III (1430 a 1521).
Calixtlahuaca
es una palabra de origen náhuatl, donde calli significa casa, e ixtlahuatl tiene el sentido de llanura, por lo que se puede traducir como "casas en la llanura".El grupo étnico matlatzinca pobló en tiempos prehispánicos el valle de Toluca; se cree que éste perteneció a la familia nahua que invadió dicho territorio. Entre los señoríos que se formaron destacan Tollocan, Tenancingo, Ocuilan, Calimaya y Tepemaxalco, siendo el primero el más importante. La población de Tecaxic fue conquistada por los mexicas durante el reinado de Axayácatl. Al destruir la ciudad, los aztecas fundaron una nueva población que llamaron Calixtlahuaca.
Chimalhuacán significa "lugar de los que tienen escudos", haciendo alusión al cono Chimalhuaque que tiene forma de escudo invertido.
De acuerdo a antiguos documentos, Chimalhuacán se fundó hacia 1200 después de Cristo por tres caciques. Con el tiempo formó parte de la confederación de las ciudades estado acolhuas, siendo uno de los sitios tributarios de Texcoco, integrante de la Triple Alianza. En el sitio se pueden apreciar restos arqueológicos que corresponden tanto a la época prehispánica como a la colonial. El área con vestigios arqueológicos abarca una extensión aproximada de una hectárea. Los restos arquitectónicos que se observan en la zona corresponden a un área habitacional de la fase Azteca III y se ha determinado que se trata de los palacios de los gobernantes del lugar.
El Conde
La zona arqueológica de El Conde comprende una plataforma cuadrangular donde en la época prehispánica estaba un tecpan o palacio de la nobleza. Al parecer, la estructura corresponde a la fase Azteca III, pero también se ha encontrado cerámica de la fase Azteca II y Tollán. La construcción es uno de los últimos ejemplos que existen de arquitectura civil del Postclásico Tardío. Al frente tiene una escalinata y algunos cuartos adosados que al parecer en aquel tiempo eran muy comunes en este tipo de construcciones. Su planta es similar a la dibujada en algunos códices como el Mapa Quinantzin, donde se muestra el Palacio de Nezahualcóyotl.
Huamango, que en náhuatl significa “el lugar donde tallan madera”. La ocupación y apogeo de Huamango ocurrió entre los años 900 y 1300 después de Cristo. La información generada por la investigación permitió determinar que los ocupantes del lugar conformaban un grupo hegemónico en la región. Sin embargo, resulta difícil precisar la filiación cultural de los constructores de Huamango, aunque la información de fuentes etnohistóricas permite suponer que se trata de gente de raigambre otomiana, emparentada con los actuales otomíes que viven en el lugar
Huexotla es el "lugar de sauces", nombre náhuatl que hace referencia al bosque que existió en la época prehispánica en el lugar al pie de la sierra de Tlaloc. Huexotla, Coatlinchán y Texcoco eran las principales ciudades de Acolhuacán y su desarrollo se inició hacia el siglo XIII. En una extensa área se encuentran diseminados, entre construcciones modernas, coloniales y campos de cultivo, restos de construcciones prehispánicas.
Se distinguen entre los restos arqueológicos, la muralla levantada entre los ríos San Bernardino y Chapingo; la sección mejor conservada se observa al oeste del ex convento. Hacia el este se pueden visitar dos basamentos, en la parte superior del denominado La Comunidad se conservan restos de habitaciones de tlecuiles o fogones.
Los Melones
El sitio toma el nombre del cerrito de Los Melones, lugar en el que se ubica. La zona arqueológica es una de las pocas evidencias exploradas de lo que fuera la gran ciudad prehispánica de Texcoco. En ella se presentan las fases Coyotlaltelco, Tollán, Azteca II y Azteca III, lo que indica una ocupación desde 600 hasta 1521 después de Cristo. Los Melones conservan uno de los numerosos edificios que integraban la ciudad de Texcoco. Bajo el gobierno de Nezahualcóyotl se emprendieron las construcciones más importantes, palacios, templos, jardines, así como un notable impulso hacia la educación y la legislación, distinguiéndose en estos aspectos aún sobre la urbe mexica de Tenochtitlan.
Los reyes
Los restos arquitectónicos que se encuentran dentro de la zona son parte de un asentamiento de la fase Azteca III (1430 a 1521 después de Cristo). Al pie del cerro La Caldera, se conserva un basamento sobre una amplia plataforma; el basamento presenta dos etapas constructivas que pueden observarse claramente en la escalinata. En la parte superior se conservan restos del templo de la primera etapa; hacia el sur, junto al basamento quedan restos de habitaciones con accesos claramente definidos. En el sitio se puede observar también restos de cuartos con tlecuiles, lo que denota su carácter habitacional; en ellos vivían los personajes principales del sitio -tal vez los sacerdotes-. En los alrededores también se han encontrado cerámicas de la fase Coyotlatelco (600 a 800 después de Cristo).
Ocoyoacac
La zona arqueológica de Ocoyoacac corresponde a un asentamiento del horizonte Clásico, en el Altipliano Central, en sus fases Tlamimilolpa y Xolalpan (250 a 450 después de Cristo). Es posible que este lugar fuera habitado por inmigrantes tetihuacanos. El conjunto arquitectónico está formado por áreas de cuartos muy sencillos con muros de piedra pegada con lodo. Al parecer se trataba de una pequeña comunidad de agricultores y tal vez fue uno de los sitios de paso entre las rutas de intercambio y tributo que había entre la cuenca de México y el valle de Toluca. Las evidencias podrían indicar que después del colapso del estado teotihuacano el sitio fue abandonado súbitamente.
San Miguel
La importancia del lugar radica en el hecho de ser el único sitio explorado de manera intensiva en la región suroeste del Estado de México, con lo cual se han podido conocer importantes aspectos de la arqueología de un área que había permanecido prácticamente sin estudio. El nombre del lugar significa Iztatl (sal) y pan (lugar): “lugar donde hay sal”, hace referencia a la importancia que la exploración de este recurso natural tenía desde la época prehispánica, debido primordialmente a la existencia de pozos de agua salitrosa cercanos a la población. Actualmente aunque en mínima escala, continúa el beneficio de la sal. Además de los monumentos arqueológicos, San Miguel cuenta con un Museo de Sitio en el que se exhibe una gran cantidad de piezas, mismas que han sido recuperadas durante excavaciones controladas. Este material nos brinda información acerca de la cultura material y modo de vida de los antiguos pobladores de la región.
Santa Cecilia
El sitio de Santa Cecilia estuvo ligado a Tenayuca y posteriormente quedó bajo el dominio de Tenochtitlan como uno más de los centros periféricos de la urbe mexica. Al explorarse el edificio principal se decidió consolidar y restaurar las primeras etapas, para mostrar la arquitectura de la época y la monumentalidad del basamento. Las características arquitectónicas son iguales a las de Tenayuca: cuerpos escalonados con escalinata de acceso hacia el poniente con doble alfarda. Se puede observar en este sitio uno de los mejores ejemplos de edificios religiosos del Postclásico Tardío. A pesar de estar reconstruido es un magnífico ejemplo donde el visitante puede observar un típico templo dedicado a Huitzilopochtli.
Tenayuca
Se considera a Tenayuca la primera capital de los chichimecas en la cuenca de México, su nombre significa "lugar amurallado"; cuenta con una fosa arqueológica que se cruza por un puente peatonal interior. Tenayuca, según las fuentes históricas, fue fundada hacia 1200 después de Cristo por Xólotl, dirigente chichimeca. En diversas crónicas se menciona que los chichimecas eran nómadas que habitaban en cuevas, vivían de la caza y la recolección y vestían con pieles de animales. Actualmente podemos observar un enorme basamento de planta cuadrada y varios cuerpos escalonados con un acceso hacia el poniente, dividido por dos alfardas que conduce a dos templos gemelos, el del norte dedicado a Tlaloc y el del sur a Huitzilopochtli. Algunos escalones presentan grabados que aluden al glifo del año, cuchillos, círculos, turquesas, escudos, banderas y cuentas preciosas.
Tenango significa “en la muralla divina”. El peñón del Tetépetl brindó seguridad a sus habitantes; por eso la ciudad fue establecida cerca del límite sureste de la explanada superior. Un abrupto corte constituyó la defensa natural en esta zona. El resto del perímetro estuvo custodiado por un sistema de murallas; en el área central, estas barreras artificiales se multiplican y combinan con fosos, accidentes naturales y los conjuntos arquitectónicos. En ella se construyeron basamentos piramidales, plataformas, palacios, juegos de pelota, casas habitación, el ya mencionado sistema defensivo, calles, drenajes y mejoras a los manantiales existentes. Sobre las rocas se grabaron gran cantidad de petroglifos con variados signos y símbolos. La sección explorada es una mínima parte del sitio arqueológico y se localiza al noreste. Para la construcción de los monumentos y plazas hubo necesidad de salvar obstáculos topográficos, por eso la arquitectura juega con los desniveles de una manera hábil y armoniosa, así se logró un conjunto monumental de características impresionantes.
Teotihuacan, "donde los hombres se convertían en dioses" –según el apelativo con que los mexicas la designaron–, es la más antigua y una de las más majestuosas ciudades prehispánicas. Se creó en ella una civilización particularmente fecunda, que llegó a ser en su época de esplendor uno de los polos culturales más poderosos de Mesoamérica. Sus orígenes se remontan hasta el año 800 antes de Cristo, cuando ya había en la zona una veintena de pueblos, establecidos sin un patrón de asentamiento uniforme; pero no fue sino hasta el 200 antes de Cristo cuando se conformó una primera ciudad, con más de 7 mil habitantes y unos 6 kilómetros cuadrados de superficie, dedicada principalmente al comercio de obsidiana.
Tlapacoya se localiza al oriente de México y su importancia radica en que es una clara muestra del período Preclásico o Formativo. El sitio tuvo su auge en el Preclásico Tardío, sin embargo existen asentamientos que corresponden a la época olmeca en la fase Manantial de Tlapacoya hacia el año 1400 antes de Cristo. Posteriormente el sitio estuvo ocupado en las fases Zacatenco, Ticomán y Cuicuilco. Hasta principios del siglo XX estuvo rodeado por el lago de Chalco, en ocasiones la fluctuación del mismo convirtió al lugar en una isla o en una península. Tlapacoya fue uno de los primeros centros ceremoniales del centro de México.
http://www.visitingmexico.com.mx/turismo-en-mexico/arqueologico/tur-arqueologico-estado-mexico.php

Turismo Arqueológico en Chiapas

Chiapas

En el estado de Chiapas aún pueden encontrarse importantes vestigios arqueológicos en buen estado de conservación, y la oportunidad de visitarlos nos motiva a imaginar cómo habrá sido la época de los primeros viajeros y exploradores del área maya que en el siglo pasado y principios del presente se encargaron de descubrir y difundir por medio de magníficas litografías y fotografías, un gran número de imágenes de los monumentos y restos arqueológicos de los antiguos mayas. Los sitios de interés abundan en el estado, el visitante puede recorrer impresionantes sitios arqueológicos pertenecientes a la cultura maya, ciudades coloniales con templos y conventos que datan del siglo XVI, paisajes ricos en vida silvestre y, además, tiene la oportunidad de descubrir el mundo de los mayas actuales. La moderna ciudad de Tuxtla Gutiérrez es la capital del estado. Tuxtla cuenta con un interesante Museo Regional de Antropología e Historia, un Museo de Historia Natural, el museo y fundación Na Bolom, fundado por la suiza Gertrude Duby Blom que se preocupó de la ecología y de las gentes de la selva Lacandona ayudando a los indígenas a divulgar sus necesidades y situación al mundo exterior. Chiapas es un lugar verdaderamente enigmático para quien desea conocer uno de los lugares más prolíficos en atractivos en el mundo.
Video sobre Turismo Arqueológico en Chiapas
Bonampak
se ubica en la selva lacandona de Chiapas, en el valle del río Lacanhá; su extensión es de más de cuatro kilómetros cuadrados. Las principales edificaciones se construyeron sobre una cadena de colinas que corren por el centro del valle, desde la sierra de la Cojolita hasta la orilla del río. Sin embargo, sólo esta explorado y abierto al público el conjunto de la Gran Plaza y la Acrópolis, que la cierra Bonampak por el Sur, ya que ahí se encuentra el célebre edificio con las pinturas murales. Los materiales arqueológicos más tempranos recuperados en Bonampak se remontan al inicio del periodo Clásico (año 250), época en la que el sitio empieza a cobrar importancia. La sociedad maya del Clásico tenía como base económica de subsistencia la agricultura, complementada con los abundantes recursos de la selva. Estaba organizada en varios estratos o clases sociales; sus habitantes pertenecían a ellos, básicamente, por nacimiento, matrimonio o por aprender y ejercer un oficio especializado. En la cúspide de esa pirámide social se encontraba la nobleza que se sostenía mediante tributo, encabezada por un señor que gobernaba sobre una ciudad y la región que la rodeaba. El primer gobernante de Bonampak, del que se tienen noticias, ha sido denominado Pájaro Jaguar. En Yaxchilán se le menciona en las inscripciones como uno de los visitantes a la ceremonia de ascenso al trono de Cráneo Mahk'ina I, quinto gobernante de aquel sitio entre los años 402 y 423 después de Cristo. Los primeros monumentos encontrados en Bonampak se refieren a un gobernante conocido como Cara de Pez, quien gobernó hacia finales del siglo V. Lamentablemente, esos monumentos con inscripciones se encuentran fuera del país.Los siguientes gobernantes de Bonampak mencionados en las inscripciones son Jaguar Ojo-anudado (516), Chaan Muan I (603) y Ahau (683); desafortunadamente hay grandes lagunas históricas debido a que el sitio ha sido poco explorado.
Chiapa de Corzo
Es considerado como uno de los sitios arqueológicos más importantes de la región central de Chiapas. En sus inicios estaba constituido por unas 200 estructuras, dispuestas alrededor de patios o plazas, sin mostrar una disposición de conjunto. En la actualidad, el sitio tiene una extensión aproximada de 1 200 metros de norte a sur y unos 1 800 metros de oriente a poniente. El núcleo principal se localiza al suroeste y se constituye por una serie de plataformas que forman una plaza más o menos cuadrada, alrededor de la cual se levantan los edificios principales. Aunque extenso, sólo una pequeña parte del sitio se encuentra expuesta. El núcleo principal es una serie de plataformas que forman una plaza alrededor de la cual se levantan los edificios principales: los montículos 1 y 5. El primero es una estructura piramidal con restos en su parte superior de los muros de un templo el montículo 5, por su complejidad parece haber tenido funciones residenciales. El montículo 32, a orillas de la carretera, ahora aparece separado del núcleo principal. Se trata de otra estructura piramidal con una escalinata al frente,  flanqueada de dobles alfardas, en cuya parte superior también hay restos de un templo. El montículo 26, ubicado en los terrenos de una escuela, es una serie de plataformas que sirvieron como lugares de enterramiento.
Chinkultic
Chinkultic está sobre una serie de colinas de roca caliza, en las que los diferentes conjuntos arquitectónicos fueron adaptados; hoy, en una superficie de tres kilómetros cuadrados, están identificados cuatro núcleos principales. La filiación cultural del sitio es maya y fue durante el apogeo del periodo Clásico Tardío (600 a 900) en el que se desarrolló la mayor parte de la ciudad. Existe información acerca de que el abandono de este lugar es mucho más tardío que el de la región de las Tierras Bajas; la ocupación duró hasta bien entrado el Posclásico Temprano (900 a 1200), en el que fue abandonado definitivamente. De la primera época existe una gran cantidad de monumentos escultóricos con inscripciones jeroglíficas al estilo de las Tierras Bajas. Sin embargo, la arquitectura presenta evidencias de contactos y relaciones con otros desarrollos culturales del área. En este sentido es importante hacer notar el poco uso de la bóveda maya o arco falso en las construcciones; elemento común hacia el noreste de este sitio. Conforme se avanza al oeste y la topografía se eleva, los elementos característicos de esta época empiezan a diluirse y a mezclarse con otros desarrollos culturales. En el otro extremo de las Tierras Bajas se encuentra Comalcalco, hoy Tabasco; los puntos intermedios son Palenque y Toniná, Chiapas, que son sitios importantes con inscripciones y uso frecuente de la bóveda maya, que marcan el límite de los mayas del Clásico con otros grupos de lengua mayense, pero culturalmente distintos. Otros elementos, como la cerámica policroma y las figurillas, tienen una distribución mucho más amplia.
Iglesia Vieja
es uno de los lugares arqueológicos más importantes de la costa de Chiapas y se localiza sobre las estribaciones de la sierra ubicada a 4 kilómetros en línea recta hacia el norte de la ciudad de Tonalá. Aunque al sitio se le podría ubicar en el clásico tardío, es de particular importancia porque la costa de Chiapas siempre fue un corredor tanto de corrientes culturales como de movimientos comerciales. Cuenta con una extensión aproximada de 80 hectáreas, y fue construido aprovechando la topografía natural del cerro en el que se ubican por lo menos 80 estructuras. El asentamiento se distribuye en 5 grupos arquitectónicos los cuales están constituidos por grandes y medianas plataformas, templos y basamentos con un sistema constructivo megalítico, así como plazas y accesos, también se localizan cerca de 30 monumentos escultóricos. Las estructuras son de planta rectangular, con dimensiones de tres a seis metros de altura, y de cuatro a treinta metros de longitud, que sirvieron como basamento para templos, de los cuales no quedan restos visibles sobre las estructuras, lo que indica que fueron construidos con materiales perecederos, como troncos de árboles y techos de palma. Las escalinatas están adosadas al cuerpo principal de los edificios, y en algunas de ellas se tiene la presencia del conjunto de estela-altar, patrón característico de los sitios arqueológicos del área maya. Por las características de la arquitectura de Iglesia Vieja y los motivos decorativos presentes en sus altares, se puede ubicar temporalmente en el Clásico, entre los años 300 al 900 d.C., y seguramente fue un sitio que tuvo importantes e intensos intercambios culturales con el Altiplano Central mesoamericano, principalmente con la metrópoli de Teotihuacán, el sur de Veracruz, el Soconusco y la porción sur de Guatemala y Honduras.
Iglesia Vieja
Entre Cacaotales, se esconde, a 10 Km de Tapachula, este sitio, que aunque poco explorado, es una de las principales zonas arqueológicas de Chiapas. Se trata de un centro ceremonial fundado alrededor del año 1500 a. C. y que a partir del año 600 a. C. fue a lo largo de un milenio el más grande e importante centro civil y religioso de la llanura del Pacífico, de filiación, al parecer, mixe-zoque, pero situado en el contacto con las tierras ocupadas por grupos mayas. Su importancia derivada del tráfico de cacao y probablemente de obsidiana importada. En la actualidad los vestigios aparecen como montículos de tierra y plataformas de cantos rodados. Las estructuras que rodean plazas antiguamente sustentaron templos, en muchas de las cuales se encuentran estelas de piedra labradas y sin labrar, a demás de altares y otros monumentos pétreos; entre estos últimos se encuentran esferas de piedra sobre columnas, posibles representaciones solares.
Izapa
Entre Cacaotales, se esconde, a 10 Km de Tapachula, este sitio, que aunque poco explorado, es una de las principales zonas arqueológicas de Chiapas. Se trata de un centro ceremonial fundado alrededor del año 1500 a. C. y que a partir del año 600 a. C. fue a lo largo de un milenio el más grande e importante centro civil y religioso de la llanura del Pacífico, de filiación, al parecer, mixe-zoque, pero situado en el contacto con las tierras ocupadas por grupos mayas. Su importancia derivada del tráfico de cacao y probablemente de obsidiana importada. En la actualidad los vestigios aparecen como montículos de tierra y plataformas de cantos rodados. Las estructuras que rodean plazas antiguamente sustentaron templos, en muchas de las cuales se encuentran estelas de piedra labradas y sin labrar, a demás de altares y otros monumentos pétreos; entre estos últimos se encuentran esferas de piedra sobre columnas, posibles representaciones solares. El sitio es escultórico del sitio ha dado lugar a que se hable de la cultura izapeña que aunque influida por los olmecas tomó características propias que se difundieron a su vez en otros lugares de la costa de Chiapas y Guatemala y aún más lejanos. La escultura izapeña fue básicamente religiosa en origen y función y parece registrar eventos míticos e históricos así como conceptos religiosos y cosmológicos. Aunque muy extensa, sólo es posible visitar tres conjuntos: el F al norte de la carretera, en parte restaurado, y los grupos A y B situados al sur de la misma, a los que se accede por cortos caminos de tercería.
Tecpatlán
Forma parte de antiguos asentamientos Olmecas; pero sobre todo Zoques, pues fue centro de desarrollo de esta gran civilización. la nombraban como Ocahual que significa "gente guerrera". Para el siglo XV con la conquista que hacen los aztecas comandados por el general Tiltototl, en época del emperador Ahuizotl, la llaman Tecpatlán que en Náhuatl significa "lugar de pedernales" (Tekpatl: pedernal y Tlan: abundancia).
Tonina
El nombre de Toniná significa en Tzetzal “La casa de piedra” o “El lugar donde se levantan esculturas en piedra en honor del tiempo”. El espacio sagrado es una enorme montaña artificial construida sobre una pequeña cordillera natural de arcilla en el norte del valle de Ocosingo, ésta fue forrada con siete enormes plataformas de piedra sobre las que se construyeron templos y palacios formando un laberinto monumental de más de 70 metros de altura. Alrededor de la gran acrópolis, y por todo el valle, se distribuyeron las áreas de habitación y de cultivo. Toniná presenta una tradición escultórica de rasgos mayas, sin embargo tiene una particularidad propia, cuenta con magníficos altorrelieves en piedra y estuco. Toniná fue una potencia militar, se han encontrado representaciones de prisioneros en piedra y estuco por toda la acrópolis, incluso, los marcadores centrales del juego de pelota son dos cautivos, el más notable es un gobernante de Palenque llamado Kan Hul.
En este lapso el asentamiento prehispánico coexiste con los mayas de las ciudades clásicas de Tikal, Copan y Palenque, así como también con las nuevas como Uxmal y Kabah de la península de Yucatán. Con las primeras comparte la vieja iconografía de monstruos de la tierra, deidades acuáticas, aves celestes y dragones del inframundo, además participa de la nueva iconografía basada principalmente en dos símbolos: la greca espiral escalonada y Chaac, dios del agua. Arquitectónicamente, también se observan relaciones con esos dos mundos mayas por una parte, los templos tienen los rasgos típicos de las ciudades clásicas, además de tener escaleras de adorno, como las de los templos Chenes de Campeche y la planta del Palacio Principal que tiene forma Puuc, como los de Yucatán.
Toniná sobrevive al derrumbamiento del viejo imperio maya y coexiste con los toltecas de Tula y Chichen Itzá. Después de este periodo se inicia un proceso de destrucción impresionante, se decapitan y destrozan las esculturas; la acrópolis es utilizada como necrópolis por nuevos pueblos que al enterrar a sus muertos saqueaban viejas tumbas y ofrendas, a la vez que perforaban templos y palacios. Más de mil años después de la destrucción del espacio sagrado, el monstruo de la tierra lo ocultó casi por completo con su manto vegetal. Actualmente y después de diez años de trabajos arqueológicos, se puede caminar nuevamente por él.
http://www.visitingmexico.com.mx/turismo-en-mexico/turismo-arqueologico.php

Turismo Arqueologico en Veracruz

En Veracruz se podrá encontrar en El Tajín, el sitio más importante del estado. Fundada hacia el siglo IV d.C., que alcanzó su esplendor entre los años 800 y 1200 d.C., época en que la mayoría de sus edificios fueron construidos. Su nombre significa “la ciudad del dios del trueno”, posiblemente llamada así por sus primitivos habitantes, que fueron de filiación huasteca y no totonacas. La arquitectura del sitio es monumental y el visitante podrá descubrir bellos edificios como la Pirámide de los Nichos, con sus múltiples huecos repartidos en sus cuerpos, o el Juego de Pelota Sur, que es el más importante de los 17 que se han encontrado hasta ahora y que muestra seis magníficos tableros decorados en relieve con escenas rituales de la ceremonia del juego de pelota.
http://www.visitingmexico.com.mx/turismo-en-mexico/arqueologico/tur-arqueologico-veracruz.php

Turismo Arqueológico en Quintana Roo

Quintana Roo se conoce como 'La Puerta al Mundo Maya'. Según el Chilam Balam de Chumayel, el actual territorio de Quintana Roo fue el primer asentamiento de los itzaes, quienes procedentes del sur fundaron en el año 435 d.C. la población de Siyancaan Bakhalal, y años más tarde con la mezcla de culturas tolteca y chichimeca fundarían Chichen Itzá. La Zona Maya es sobre todo rural e indígena, salpicada de pequeñas comunidades que conservan con celo sus costumbres, tradiciones y formas de vida de hace dos siglos. La zona se constituye principalmente de pequeñas comunidades campesinas habitadas por descendientes de los rebeldes cruzoob de la Guerra de Castas, cuya lengua es básicamente el maya.

Turismo Arqueologico en Yucatan

Yucatan

Los mayas de la península de Yucatán son el segundo pueblo mesoamericano de México en términos numéricos y son los herederos de la que es considerada como la civilización más deslumbrante de la América precolombina. Entre las regiones indígenas de México, la península yucateca ocupa un sitio privilegiado por lo que a riqueza humana y cultural toca. Asiento de una de las etnias más numerosas de la familia lingüística maya, la arbitraria división en tres estados de la república mexicana -Yucatán, Campeche y Quintana Roo- mal oculta la existencia de una matriz cultural común de antigua y recia raigambre mesoamericana. Diseminados en esas tres entidades políticas, y prolongándose incluso sobre el territorio colindante de Belice, los mayas constituyen hoy en día uno de los núcleos indígenas de mayor peso cuantitativo y cualitativo del México indio. Los restos más antiguos de la presencia de los mayas datan de 7000 años a. C. Contaban con fuentes de agua naturales y habían adaptado las llamadas aguadas y los incipientes sistemas de conducción y almacenamiento de agua. Hacia el 2000 a. C. ya controlaban la producción del maíz, frijol, calabaza, chile, y se convirtieron en agricultores.
http://www.visitingmexico.com.mx/turismo-en-mexico/arqueologico/tur-arqueologico-yucatan.php

 
 

Noticias Recientes

Estados

Encuentra lo que estas buscando en Quickly:

Secciones:

Noticias:

Atención:

Servicios Quickly:

  Powered by:Alojate.com Web Hosting, Hosting México, Dominios, Domain Name, Alojamiento Web, Hosting México, Webhosting México
Quickly.com.mx es una Marca Registrada. ® 2011 Todos Los Derechos Reservados
Política de Privacidad   I   Términos del Servicio   I   Propiedad Intelectual